Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayra, la estilista de Sara Carbonero, nos descubre los secretos de sus armario

La hemos podido ver cazada por los 'paparazzi' mientras iba de compras con Sara Carbonero, pero no es solo su amiga, es su estilista.
La hemos podido ver de shopping en las revistas junto a Sara Carbonero, pero ella no es la 'amiga que le sujeta las bolsas' (tal y como han titulado algunas publicaciones), sino su estilista. Mayra del Pilar estudió biología, y estaba haciendo una tesis de investigación sobre el cáncer cuando decidió intentarlo en el mundo de la moda. Lo dejó todo colgado y consiguió la beca en el Instituto Europeo de Diseño de Barcelona.
Mayra es la responsable del aplaudido look de Sara Carbonero con un 'color block' (tendencia de prendas coloristas en diferentes tonos que cuanto más llamativos sean mejor) de Gucci para los premios TP, y de sus estilismos para el Mundial de Sudáfrica, entre muchos otros. Además, viste a Carme Chaparro para numerosas galas, al igual que al resto de las presentadoras.
Mayra del Pilar ha desvelado en Divinity los trucos de vestuario para sacar lo mejor de cada uno y los secretos que han convertido a los de Mediaset en unos informativos con una imagen desenfadada y atrevida.
Las presentadoras confían ciegamente en su criterio, pero el acierto en los estilismos es fruto de un duro trabajo. “Cuando vistes a alguien tienes que construir un personaje y potenciarlo”, nos explica Mayra. Y es que las prendas, como quien las va a llevar, tienen su propia personalidad.

Un informativo lleno de color

Con la llegada de Sara Carbonero a Telecinco el vestuario de los informativos se relajó y el binomio presentadora + americana se rompió casi por completo. La estilista nos explica que los blazers, de lucirse, se llevan remangados, para que se vea el forro de dentro, dando cierto punto de informalidad, y los vestidos han ido ganando terreno, todo un cambio para la mentalidad, hasta entonces, más conservadora. "La cuestión es ir 'correctita', sin necesidad de rendirse ante los formalismos más aburridos", explica Mayra.
Pero la clave del éxito del informativo de Telecinco está en el color. “En tele queda genial, es alegría, y la gente siempre destaca que nuestro ropero parece un arco iris. Ya tenemos suficientes noticias tristes, y cada vez que las periodistas van de negro me da la sensación de que ponemos aún más tristeza en el informativo”, cuenta Mayra que, como la mayor parte de trabajadores de la moda (con la excepción siempre presente de Ágatha Ruiz de la Prada), suele utilizar el negro en su vida personal.

Una mirada penetrante

Sara, sin embargo, tiene un estilo más jovencito. “Es la que menos colores lleva, y de las pocas personas que, en televisión, está guapísima con beiges y marrones”, ha confesado la estilista. Y es que los colores tierra no suelen utilizarse en la pequeña pantalla, pero el caso de Sara es excepcional. “Le cambia el color de los ojos dependiendo de la ropa que le ponga”, nos desvela Mayra. “¡El azul se los aclara todavía más!”Aprovechando que, a la presentadora, los turquesas y los verdes le acentúan su penetrante mirada, juegan mucho con ello.
“Me siento muy cómoda con las prendas que elige para mí porque, pese a la dificultad que conlleva escoger ropa desenfadada para informativos, ella siempre da en el clavo”, valora Sara Carbonero.
“Cuando tiene conexiones a pie de campo utilizamos otros tonos para que no se le confunda con el color del césped, aunque es muy aficionada a las chaquetas guerreras y le encantan los fulares”, explica Mayra. En estos casos la viste de cuerpo entero, algo que no suele ser habitual, y tiene en cuenta que los zapatos deben ser bonitos, pero cómodos al mismo tiempo. Además, con Sara Carbonero, empezamos a ver a presentadoras de informativos luciendo pulseras, algo impensable hace unos años.
Pero la cosa va más allá. Mayra del Pilar es la responsable de casi todos los looks de Sara con los que asiste a galas dentro y fuera de la cadena, incluso le aconseja en lo que puede en su vida personal.
“Tener a Mayra en mi vida me da mucha tranquilidad porque sé que estoy en las mejores manos. Ella hace que los presentadores sólo tengamos que preocuparnos por nuestro trabajo porque sabemos que saldremos estupendos. Además lo hace siempre con mucho mimo y cariño. A veces, cuando tienes una mañana con mucho lío, sin tiempo para nada y con ganas de morir, la ves a ella y siempre tiene una sonrisa. Me transmite calma. ¡Es como un oasis en medio de la redacción!”, asegura Sara Carbonero.

Los estilismos para actos y galas

En la nochevieja de 2010, Mayra, junto a Javi y Mayte, fue la encargada de vestir al trío de ases de la cadena: Marta Fernández, Pilar Rubio y Sara Carbonero. Y aunque muchos pueden pensar que es una faena trabajar durante las campanadas, Mayra se lo pasó pipa.
Le avisaron con poco tiempo, y los días previos vivió en la dimensión del estrés, en la que el tiempo pasa a doble velocidad, pero para ella fue toda una experiencia: “¡Me encantó ver la Puerta del Sol desde arriba!”. Utilizó el 'brilli' (lentejuelas, pedrería, etc.), un habitual para despedir el año, y el vestido largo, pero con cautela ya que el toque de fiesta siempre corre el peligro de transformarse en un ‘look-maruja’.
También se ocupó de los estilismos de Marta, Pilar y Sara en la presentación de nuestra web, divinity.es, de la que se convirtieron en las madrinas del bautizo.
Antes de llegar a Telecinco, Mayra trabajó como diseñadora y cool-hunter para Zara, ha sido personal shopper y estilista en muchos cortometrajes, publicidad y la serie web ‘Becari@s’. En esta última fue la encargada de embutir en cuero a la mismísima Paula Prendes para el capítulo ‘La ostra azul’. Pero, prisas a parte, a esta ‘Malasañera confesa’ le encanta su trabajo: “Disfruto tanto con mi curro que para mí es una bendición”.