Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Megan Fox dice adiós a Marilyn Monroe

La mayoría se quitan los tatuajes cuando sufren un desamor (caso de Eva Longoria o Johnny Depp), pero hay más casos de famosos que se someten al láser para borrar las marcas de su piel. Megan Fox ya no quiere saber nada más de la Marilyn de su brazo porque cree que arrastra "energía negativa".
Cuando alguien se quita un tatuaje, lo normal es que detrás se esconda algún desamor. Sin ir más lejos la protragonista de 'Mujeres desesperadas', Eva Longoria, anunció al separarse de Tony Parker su intención de eliminar de su cuerpo todas las marcas registradas por motivos de su amor. También Johnny Depp acabó borrándose el ya mítico 'Winona forever', que lucía en brazo derecho, años después de romper con la actriz. Sin embargo, los motivos que han hecho que Megan Fox diga adiós a 'su Marilyn Monroe' son bien distintos. La mujer de Brian Austin Green quiere alejar las energías negativas.
La actriz de 25 años comenzó a hacerse un tratamiento con láser en su antebrazo a principios de año y ya se están notando los efectos. Durante sus últimas vacaciones en Hawaii junto a su marido pudimos ver a una Marilyn en vías de desaparición. Más que un tatuaje ya parece un borrón.
La razón por la que Megan Fox quiere borrar esta marca de su cuerpo la ha contado en una entrevista con la revista italiana Amica. Su intención es "elminiar la mala suerte" que pueda proporcionarle la tentación rubia. Para Fox, Marilyn tenía "un carácter negativo" debido a que "sufría de trastornos de la personalidad" y porque "era bipolar". A esto se suma que la actriz, a la que dará vida en el cine Michelle Williams, se suicidió en 1962 cuando sólo tenía 36 años de edad.
Megan Fox no debió de pensar en el final fatal de Marilyn cuando decidió ponerse en el brazo la cara de la rubia. Según contó en su momento se hizo ese tatuaje como fuente de inspiración para actuar. "En verdad admiro a Marilyn Monroe pero jamás trataría de imitarla. Este tatuaje me lo hice como símbolo de advertencia. Para mí es como si me alertara de que no debo permitir que la industria del cine me llegue a tratar mal y me acabe rindiendo", decía la actriz.
No es de la única marca que se ha arrepentido en su vida. Tampoco le acabó convenciendo el piercing que se hizo en el ombligo. "Me lo hice cuando tenía 16 años porque era un fan de Britney Spears. Fue la única vez que traté de imitar a otra persona. Pero luego pensé que era de mal gusto y decidí eliminarlo cuando tenía 20 años", cuenta en la entrevista con Amica.
Que Marilyn desparezca del cuerpo de Megan no es un problema para la actriz. Le quedan otras tantas marcas a lo largo y ¿ancho? de su piel. Repasamos las siete conocidas y te advertimos de que hay rumores de la existencia de una octava inscripción. Dicen que lleva escrito en el muslo interior izquierdo "I Love Steven Johnson", pero nadie lo ha visto.
1.Tobillo. Un diseño de estrella y luna
2. En la cintura, justo donde ya se tapa con el tanga. El nombre de su chico: "Brian"
3. Costado izquierdo. Texto homenaje a Micky Rourke "Aquellos que bailaban eran vistos como locos por aquellos que no podían oír la música"
4. Omóplato derecho. Un texto de Shakespeare: "Todos se rien de las mariposas doradas"
5. Muñeca izquierda. Tribal
6. Costilla derecha. Un poema escrito por ella misma: "Erase una vez una pequeña niña que nunca supo lo que era el amor hasta que un hombre le rompió el corazón"
7. Cuello. Símbolo Kanji.