Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michael Bublé ha traído la Navidad a tu canal Divinity

Está preparado para pedir el aguinaldo casa por casa. Su repertorio de villancicos le abrirá todas las puertas. Te regalamos unos vídeos en exclusiva.
La Navidad siempre ha sido la mejor época del año para Michael Bublé, por eso, grabar el album 'Christmas' ha sido un sueño para él. Y aunque no se animó con nuestras imprescindibles pandereta y zambomba, en pleno verano, cuando todo el mundo disfrutaba de las playas californianas, él colgó las luces de colores, subió la potencia de su aire acondicionado, se plantó un jersey de punto con cuello vuelto y un bonito reno en la pechera, y se sumergió de lleno en las fechas navideñas para grabar su disco con motivación.
El resultado ha lo que su propia madre le ha dicho que es "el mejor disco que ha hecho hasta el momento". Con clásicos como 'White Christmas', con la colaboración de la canadiense Shania Twain, 'Jingle Bells' con Puppini Sisters, 'Have Yourself A Merry Little Christmas', y 'Santa Claus Is Coming To Town', Michael tiene el repertorio preparado para pedir el aguinaldo casa por casa. Tú también puedes abrirle tu puerta y dejar que te dedique alguno de sus melodías con sabor a polvorón porque Bublé pone la sintonía en Divinity estas fiestas.
Además, en su último disco, se ha impregnado de nuestra lengua y ha contado con la mexicana Thalia para grabar 'Feliz Navidad' en castellano y ha compuesto una nueva canción, 'Cold December Night', para este nuevo trabajo.
Aquí y ahora puedes disfrutar de 'Santa Claus is coming to town', un 'cantando bajo la nieve' que Michael se marca con carisma, voz y actitud.
Y para que no te quejes, te dedicamos un 'medley' de sus villancicos y así te quedas con un buen sabor de boca. ¡En Divinity ya es Navidad!