Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MiniMadonna gana su primera portada en solitario

El mundo lleva años esperando a que Lourdes Ciccone se convierta en carne de portada por sí misma. Esta primera vez, mercamente anecdótica, puede ser importante por ser la primera en abrir la veda.
Quality es una revista alemana sobre estilo y celebridades que ha tenido a bien dar a Lourdes Ciccone, hija de Madonna y el entrenador cubano Carlos León, su primera portada. Aunque ya había protagonizado otras (sin ir más lejos, las de Paris Match o Vanity Fair en cuanto llegó al mundo), siempre fue en compañía, preferiblemente la de su madre.
¿Cuál es el inconveniente? Que se trata de una simple imagen de photocall convenientemente tratada y que probablemente el artículo interior se limitará a repasar su corta vida y a sacar algunas declaraciones de expertos en moda diciendo lo bien que viste y lo revolucionaria que ha sido su defensa del cejijuntismo. ¿Lo interesante? Que la muchacha ya tiene 13 años y esta portada, aunque irrelevante, tiene su interés por ser el probable pistoletazo de salida para que Lourdes empiece a protagonizar portadas -pero de verdad- y dé su primera entrevista contando cómo se ve el mundo cuando eres hija de la mujer más poderosa y controladora de la industria del entretenimiento.
Conociendo su estilo, mucho más probablemente optará por hacerlo en una revista tipo Nylon, W, Interview o Dazed & Confused. Vamos, biblias de estilo donde la chicha de sus declaraciones acerca de su educación y su sobreexposición mediática, que es lo que importa, quede justificada por unas imágenes bien bonitas de alguien tipo Melt & Marcus.
Sea como sea, la prensa lleva años afinando teclados y preparando toneladas de papel para empezar a hablar sobre la heredera de Madonna, esa que tal vez la adora como sólo una hija puede adorar a su madre o en realidad quiere matarla. Lo que esta muchacha puede dar de sí es tantísimo que si se le ocurre llevar una vida apacible y alejada de los medios la decepción mundial será mayor que la provocada por la explosión del Challenger. "La hija de Madonna se convierte en mujer", dice el titular de portada. El artículo no ha sido escrito por Tenessee Williams, eso seguro.