Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Palin toman los medios estadounidenses

Mientras Bristol logró anoche llegar a la final de 'Dancing with the stars', Sarah se muestra en bruto en su reality 'Sarah Palin’s Alaska' y ¡¡además acaba de publicar un libro!!
Sarah Palin y familia están dedicados desde hace algunas semanas a su particular 'Blitz', un bombardeo salvaje de su imagen a través de los medios de comunicación. Si Bristol Palin consiguió llegar a la final de 'Dancing with the stars', el 'Más que baile' estadounidense; Sarah quiso mostrarse en bruto ante el ciudadano medio americano con su propio espacio de telerrealidad en la Fox, 'Sarah Palin's Alaska'. Para el resto, este martes salía a la venta en Estados Unidos el libro de la ex gobernadora de Alaska: 'America By Heart: Reflections on Family, Faith and Flag' ('América desde el corazón: reflexiones sobre la familia, la fe y la bandera').
Las Palin, esas mujeres de armas tomar, tuvieron que enfrentarse este martes a los grandes tótems de la cultura popular. Por un lado, Bristol trató de vencer con movimientos de caderas a Jennifer Grey, protagonista de 'Dirty Dancing', sin demasiado éxito. A quién se le ocurre enfrentarse a la mismísima Baby, con quien no pudo ni una fallida rinoplastia. Los votantes conservadores estarán que trinan, en las últimas semanas habían dedicado todos sus esfuerzos en luchar por un sistema de votación justo y sin trucos en la ABC.
Bristol, en una demostración de elegancia y buen gusto sin igual, declaró al principio de la noche que ganar sería como enseñarle “un dedo corazón gigante” (gesto también conocido como peineta) a todos los detractores de la política de su madre. Con la amenaza flotando en el aire, la velada transcurrió entre actuaciones de David Hasselhoff y Christina Aguilera.
Y mientras la madre soltera arrepentida sorteaba los obstáculos que Grey le interponía en su camino hacia la fama, su madre hacía exactamente lo mismo con su máximo oponente: el Presidente Obama. Más concretamente, le reprocha en su recién estrenado libro "su falta de fe en los americanos" y su "rechazo al excepcionalismo estadounidense". Y, recordemos, no hay nada peor en el mundo que mentarle el patriotismo y la fe a un gringo.
También le dedica unas palabras al competidor del concurso en el que participa su hija, 'American Idol'. De sus participantes dice: "Estos chicos no han encontrado en su vida -desde sus padres, a sus profesores o su prescíndete- a alguien que les diga la verdad. Así que crecieron convencidos de que podrían llegar a ser grandes estrellas del pop como Michael Jackson". No sabemos si esto es un mensaje cifrado para Bristol.
La pregunta que hoy nos hacemos es qué será lo siguiente. Con todos los Palin defendiéndose en las redes sociales, la televisión y las librerías, y con los reality shows oportunamente explotados, sólo les queda montarse en una furgoneta y empezar una gira mundial, a lo Kelly Family.