Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prince veta a Whitney Houston por gorrona

Malos tiempos para Whitney Houston. Prince ha decidido vetarla en sus conciertos porque se bebía todo el mini bar de la Sala VIP y siempre le pedía entradas gratis. Además, parece que vuelve a tener problemas con las drogas.
El culebrón sobre la vida de Whitney Houston continúa. Según informa en una nota la agencia de noticias TMZ, el cantante Prince ha decidido prohibir la entrada a Houston en sus conciertos. ¿La razón? Porque se pasa de gorrona.
En la nota difundida por la famosa agencia de prensa de cotilleos de celebrities se cuenta que el intérprete de 'Purple Rain' está hasta el moño del comportamiento de la cantante que siempre acababa borracha en la zona VIP y no hacía más que pedirle entradas para todo el mundo.
Según estas fuentes, Whitney ha acudido recientemente a varios conciertos de Prince y en las últimas semanas "aparecía intoxicada en cada show". Las mismas fuentes apostillan que a pesar de que parecía totalmente colocada "nunca se le pilló tomando droga"”.
TMZ informa además de que "Whitney no hacía más que pedirle a Prince que la subiera al escenario pero el equipo del cantante no quería hacerle caso porque acabaría haciendo el ridículo". No hay más que ver la interpretación que hizo hace un año en Brisbane de su tema 'I will always love you' (vídeo de abajo) para comprobar que la idea no sería tan descabellada.

Tratamiento de desintoxicación

Según parece, Whitney ha vuelto al oscuro mundo de la drogadicción. Después de haberse rehabilitado hasta en dos ocasiones e incluso haber vuelto a los escenarios -aunque con las capacidades vocales muy mermadas-, la famosa cantante podría haber caído de nuevo en las adicciones.
Según informa la revista People, Whitney se está sometiendo a una cura de rehabilitación como paciente externo. Esto es que acude a terapias mientras continúa con su vida normal, aunque debe ir acompañada siempre por un "monitor" que vela por su comportamiento.
Una portavoz de la artista ha admitido que Whitney sigue un tratamiento pero ha negado que se deba a una recaída. “El proceso de recuperación es largo y cuenta con muchas fases”, se ha limitado a manifestar esta fuente oficial.
Ver más de: