Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rania de Jordania se convierte en la Yoko Ono de Oriente Medio

El estilo de vida cosmopolita de Rania de Jordania ha provocado que sea el centro de las críticas por parte de su pueblo. El rey Abdalá II se encuentra entre la espada y la pared por la presión de los líderes jordanos: o se divorcia de Rania o podrán vivir una revolución como las surgidas en Oriente Medio.
Jamás habríamos pensado que en Pronto se establecería un debate político de tal altura. El titular de portada lo salva todo: “Rania al borde del divorcio”. Uno lee eso y, además de pensar que probablemente exageran (los del Pronto son tremendistas, básicamente para vender más ejemplares) y que a lo mejor la han visto paseando con su primo, suponemos que empezarán a hablar de sus modelitos, su belleza, sus labores filantrópicas y demás asuntos frívolos que a una revista del coure le corresponden.
Pero no, abrimos el reportaje y resulta que la conclusión es casi, bueno, sin el casi, que según ellos y el historiador y experto en Casas Reales Ricardo Martos, Jordania está a punto de vivir una revolución como la de Túnez, Egipto o Libia por culpa de Rania. Al parecer los 36 líderes tribales jordanos le han dicho al rey Abdalá que o se divorcia de ella o se va a armar la de San Quintín. Hombre, leyendo eso, uno empieza a pensar que lo mismo el Rey se lo está pensando. Tener a todos los líderes tribales en su contra da un cierto repelús tirando a miedo y el amor no puede con todo.
Ellos dicen que es porque se mete en asuntos de política nacional. De hecho, tiene un blog donde responde a la gente que le pregunta cosas, pero seamos sinceros, sus respuestas tienen más que ver con esos deseos eternos de las Misses (quiero la paz mundial y lo que más feliz me hace es la sonrisa de un niño) que con la de un analista político, la verdad. Pero al parecer el problema de fondo es el origen palestino de la muchacha y los líderes de las tribus no tienen mucha simpatía por Palestina y se están temiendo que aquello se les llene de parientes lejanos de la Reina.
Lo de que se pase el día por la Quinta Avenida y que, según dicen, invierta dos millones de euros al año en ropa, no parece que sea lo más importante. Eso sí, el reportaje incluye un detalle que es nuestro favorito. Al parecer esto no es nuevo, viene de largo, y en 2009 cuando los reyes fueron a ver un partido de fútbol, tuvieron que soportar la visión de una pancarta que no les daba la bienvenida precisamente, sino que decía: “divórciate de esa, que nosotros te damos dos de nuestras mujeres”. Ideal para arreglarle a una el día.
Pero, después de que Rania apareciera constantemente como la más elegante, la más moderna y la más buena del mundo, ahora parece que se ha abierto la veda y resulta que todo el mundo pensaba que era una mala pécora.
En un apoyo del reportaje le piden opinión a algunos periodistas. María Eugenia Yagüe dice que desde hace tiempo se rumorea que tiene una segunda esposa y Jaime Peñafiel, que no hace falta decir que es super fan de Noor de Jordania remata con un: “Rania es ambiciosa, fría y manipuladora”.
Así que como empiecen a manifestarse en Jordania ya se sabe porqué es, porque Rania al lado de Mesalina o Yoko Ono se queda en nada.
Ver más de: