Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robbie Williams, intoxicación de marisco

El cantante ha colgado en su página web una sobrecogedora imagen entubado y convaleciente. Al margen de lo impactante de la foto ha querido tranquilizar a sus fans: "Estoy mejor", dice.
Robbie Williams ha dado un buen susto a su fans. Una grave intoxicación digestiva le ha provocado graves trastornos de salud.
El cantante ha colgado en su página web una sobrecogedora imagen entubado y convaleciente pero al margen de lo impactante de la foto ha querido tranquilizar a sus fans sobre su estado de salud.
La enfermedad de Williams viene de haber tomado una langosta en mal estado. El cantante ha informado a sus seguidores que “no estoy completamente recuperado pero me siento mejor”. Asimismo pide disculpas a sus fans daneses ya que su enfermedad ha obligado a cancelar el concierto que Take That iba a ofrecer en Cophenague el pasado fin de semana.
Según informa 'The Sun', algunos de sus compañeros de grupo en 'Take That', Jason y Mark concretamente, querían dar el concierto sin Robbie -no sería la primera vez, Robbie ha estado fuera del grupo durante años- pero razones legales impidideron que ofreciesen el concierto sin la formación actual al completo.

Reunificación efímera

Según informa la prensa británica los cuatro compañeros de Robbie en Take That están hasta el moño del pródigo miembro de la banda. Al parecer, además de su comportamiento díscolo y rebelde, creen que Williams sólo ha querido volver a la banda para relanzar su carrera en solitario.
Robbie Williams, que abandonó el grupo para triunfar en solitario, volvió el pasado mes de noviembre a la formación que le dio la popularidad quince años después de su marcha, cuando su carrera como solista comenzaba a flaquear.
Take That fueron un grupo con un fenómeno fan importantísimo en toda Europa durante la primera mitad de la década de los 90. La precipitada marcha de Robbie Williams de la banda en 1995 obligó al grupo a separarse un año después. La despedida generó todo un drama entre todas las adolescentes de la época como puede verse en este vídeo del archivo de Telecinco.
Llegaron a habilitarse líneas de atención psicológica y el propio Gary Barlow declaró años más tarde que pensó en suicidarse. La banda decidió reunirse diez años después e invitaron a Robbie a que volviese con ellos pero él rechazó la oferta. Después de una exitosa gira de conciertos, el grupo grabó un nuevo disco, Beautiful World, que tuvo tanto éxito que superó las ventas de cualquiera de sus anteriores álbumes. El cuarteto sacó otro disco de enorme éxito dos años después, revalidando la estabilidad de su vuelta a primera línea.