Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa Díez, "rompedora y moderna" como Scarlett Johansson y… Pocholo

Rosa Diez apareció así calzada este jueves en Málaga. El Mundo se fijó en las curiosas zapatillas de la política e indagó cuáles eran. Nosotros damos un paso más y descubrimos que muchas celebrities también las lucen.
 El diario El Mundo se ha quedado con el detalle de las zapatillas o escarpines que lució Rosa Díez este miércoles en Málaga. Se trata, como decía el artículo, de unas Vibram Five Fingers. El texto de Beatriz Miranda hablaba de "hipercomodidad" al pisar con ellos, aunque nosotros hemos navegado por algunos foros y nos hemos encontrado con ciertos matices: más vale que no pises una china. Y no hace falta darle muchas vueltas. Su lema comercial es que andarás con ellas como si fueses descalzo. Pregúntale a tu abuela del pueblo sobre esto ya verás qué te contesta.
El caso es que las Vibram son trendencia. Y la primera celebrity que nos viene a la mente que se ha calzado estas zapatillas es Scarlett Johansson, de actualidad por sus parejas, sus cancionessu peso, sus fotografías robadas y su solidaridad. Ahora también por sus escarpines.
También hemos visto a Kate Hudson, aunque sobre una bicicleta, no sobre un camino. Y a Sergei Brin, CEO de Google, a Channing Tatum, el otro 'Duke', el de la peli G.I Joe, y a Matthew McConaughey, el de Tropic Thunder.
Aunque, no es por restarle divinidad al asunto, pero en éste, nuestro país, parece que uno de los primerísimos avistados con las Vibram Five Fingers fue Pocholo Martínez Bordiú, el bisnieto del anterior Jefe del Estado. Fue en su programa deLa Sexta 'Pocholo 07, Sin domicilio fijo', que invitó a la mofa en los mentideros de Internet. Pues ahora es trend.
Al contrario que las botas de Nancy Sinatra, las Vibram no estaban ideadas en principio para caminar. Eran más una opción para deportes como navegar (como su propio nombre, escarpines, indica) o hacer canoa o piraguismo en ríos.  Sin embargo, se han ido imponiendo para correr. Hasta en la carrera más acongojante del mundo, San Fermín, hay un corredor que las lleva.
Hay múltiples variedades y su precio oscila entre 90 y 150 euros. Rosa Díez lleva unas Women´s Performa de piel de canguro. 139,90 euros. Están diseñadas expresamente para correr, pero no para un uso prolongado haciendo senderismo o, lo que se dice comunmente, pateando.