Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Semana negra para Madonna

¡Vaya racha! El FBI investiga el entorno a las ONGs que la rubia preside porque han desaparecido 23 millones de dólares y la hermana de su ex asistente, que se suicidó el pasado año, la acusa de haberla inducido al fatal desenlace.
La semana no parece haber empezado bien para la Reina del Pop. Por un lado, el FBI ha iniciado una investigación en el entorno de las ONGs que la rubia ambiciosa preside por malversación de fondos. Han desaparecido nada menos que 23 millones de euros. Por otro lado, la hermana de la asistente y manager de la cantante y actriz italoamericana, que se suicidó el pasado año, la acusa de haberla inducido al fatal desenlace.
La hermana de la ex asistente de Madonna, Caresse Herny, mantiene que la cantante y la Cábala, la organización religiosa de creencias judías en la que Madonna es miembro activo, de haber provocado su suicidio: “Madonna y la Cábala tienen las manos manchadas de sangre porque ellos se entrometieron en su vida, mi hermana era católica y eso no parecía gustarles”, declara.
Según parece, la organización religiosa en connivencia con la cantante se dedicaron a espiar todas las facetas de la vida de la fallecida. “Ella estaba destrozada y se sentía traicionada por Madonna. No podía entender que permitiese el entrometimiento de la Cábala en su vida después de tantos años de lealtad hacia ella”, dice. “Cuando mi hermana empezó a trabajar con Madonna, era una chica vital y feliz... ya no lo fue más a partir de entonces. Su vida cambió dramáticamente, estar con Madonna fue tóxico para ella”, concluye la hermana de la fallecida.

ONGs corruptas

Por otra parte, el FBI ha iniciado una profunda investigación en las organizaciones benéficas de Madonna “por varias irregularidades económicas y actividad sospechosa”. Según informa la prensa internacional, aún está por determinar hasta que punto la Ambición Rubia está implicada en esta trama. La corruptela de estas organizaciones centraría toda su base de actuación en el país africano de Malawi.
Esta investigación tiene su origen en el abandono de un proyecto de construcción de una escuela en el país africano. Ahora la Oficina Federal de Investigaciones intenta determinar si los proyectos de las ONGs “Success for Kids” y “Raising Malawi” y respaldados por la ex mujer de Sean Penn se han llevado a cabo. El montante de dinero que podría haberse esfumado asciende a los para los que 24 millones de euros.
Según informa el Daily Mail, tanto las organizaciones benéficas como la cantante italoamericana han declinado a hacer cualquier tipo de declaración. Éste no ha sido el único escándalo financiero que ha azotado a la diva del pop en los últimos días. La semana pasada un informe dictaminó que la religión de la Cábala, de la que Madonna es también su principal portavoz, estaba siendo investigada por evasión de impuestos.