Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sexo, drogas y pincel: el bajista de los Rolling retrata a sus amigos

Ronnie Wood, el bajista de los Rolling Stones, ha dejado un rato la guitarra para coger un pincel. El resultado se muestra en una expo en Nueva York, donde se pueden disfrutar de cien retratos, entre los que se incluyen varios de colegas músicos, actores como Al Pacino o boxeadores como Muhammad Ali.
Ronnie Wood ha dejado un rato la guitarra para coger un pincel. El Rolling ha presentado en la Broome Street Gallery de Nueva York una expo llamada ‘Faces, Time and Places’ (‘Rostros, tiempo y lugares’), que estará el próximo 30 de junio, en la que se muestran los cuadros que ha ido pintando en las últimas décadas. Entre los retratados se incluyen sus colegas del grupo, amigos actores como Al Pacino, boxeadores como Muhammad Ali o alguna que otra conquista femenina. Su chica, la productora teatral Sally Humphreys, tampoco se perdió el fiestón.
Cien retratos. Cien momentos especiales al óleo (con notable destreza según los expertos) entre los que se incluyen roqueros como Jimi Hendrix, Jimmy Page y Eric Clapton; actores amigos como Al Pacino y personajes que admira con fervor, como el boxeador Muhammad Ali. "Pinté desde que era un crío. Yo amo el arte de todas partes del mundo. Me inspiro en artistas desde el Renacimiento hasta hoy”, explicó Wood.
Casi todas sus pinturas pertenecen a Bernie Chase, un multimillonario estadounidense fanático del bajista. Wood confesó además que tiene piezas favoritas, entre las que está una de su compañero en los Rolling Stones, Keith Richards. "Keith es muy interesante de retratar, da mucho juego y me divierte pintarle. Mick Jagger es más difícil de capturar, pero a la vez me encanta el desafío".
Aprovechando el momento, el guitarrista se marcó además un guiño para los fans del grupo, adelantando que están preparándose para un nuevo proyecto después de 50 años recorriendo los escenarios de medio mundo. "Nos reunimos para ventilar ideas, el 50 aniversario será algo grande. Es como entrenar para los Juegos Olímpicos o algo así", explicó.