Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Shakira, de equipo en equipo

Enamorarse nos hace cambiar... ¡hasta de equipo! La cantante colombiana Shakira es un buen ejemplo. Si hace una semana la veíamos sufrir por el Barça, hubo un tiempo en que defendía otros colores.
Hace unos días pudimos ver a Shakira sufriendo como una verdadera culé en el partido de la Copa del Rey disputado entre el Real Madrid y el Barcelona en Mestalla. La cantante resoplaba en la grada mientras veía como el equipo de su chico perdía (0-1) ante su eterno rival. La colombiana vivió cada una de las oportunidades del Barça como si hubiese sido aficionada blaugrana toda la vida. Pero que no nos engañe, Shakira antes de ser culé fue perica e incluso madridista.
Corría el año 2004. Shakira se encontraba de gira por España. A su paso por Barcelona la cantante visitó las oficinas del Espanyol y ¡se hizo socia del club perico! Shakira recibió el carnet 27.506. Además, el club blanquiazul aprovechó para regalarle la camiseta del equipo de manos de Raúl Tamudo, ex jugador del club. Aquí tienes la foto de ese 'histórico' momento. Por aquel entonces, el defensa azulgrana se encontraba por tierras inglesas y tenía sólo 17 añitos. Piqué estaba comenzando su carrera en el Manchester United.
Sólo un año después, en mayo de 2005, a su paso por España, una vez más a causa de una de sus giras, Shakira acudió al Santiago Bernabéu a presenciar un derbi entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid. Ya nadie se acordaba de su pasado blanquiazul y Shakira se puso de lado del Real Madrid, el equipo de los amores de su íntimo amigo Alejandro Sanz. La cantante se fotografió con Iker Casillas, Zidane, Ronaldo, Beckham y recibió de la mano del presidente del club blanco, que entonces también era Florentino Pérez, una camiseta con su nombre y el dorsal número 5. En la web shakiragallery.com puedes ver las imágenes de ese día.
Pero Shakira no es sólo una forofa intinerante del fútbol, también le apasiona el tenis. Quizá tenga algo que ver el videoclip tan ‘caliente’ que protagonizó junto a Rafa Nadal a principios del 2010, ‘Gypsy’. A raíz de la grabación pudimos ver a la colombiana en la grada sufriendo en un partido del torneo de Wimbledon entre el número uno del mundo y Paul-Henri Mathieu. Parece que tiene la misma cara de angustiada que en el partido de Copa. ¿Hubo más que caricias en esa grabación? El representante del tenista lo desmintió.
Precisamente fue en la grabación de otro videoclip, el del waka-waka, donde realmente surgió el amor. El verano pasado Shakira contó con Piqué entre los futbolistas que colaboraron con ella para ponerle 'cara' al himno del Mundial de Sudáfrica. Ahí surgió esa amistad que luego se convirtió en la relación más comentada del mundo del fútbol.
Por aquel entonces Shakira ya apoyaba los colores de Piqué. Antes las cámaras de Deportes Cuatro, la colombiana se declaró fan de La Roja. No sabemos si por el futbolista o porque le encanta nuestro país, pero ya sea por una cosa o por otra la colombiana no dudó en posar con la camiseta de la selección española: el 00 era su número.
Lo que sí sabemos es que la pareja se conoció en ese momento y fue a partir del 'waka-waka' cuando Shakira decidió cambiar los colores de su camiseta.
Ahora, con la relación más que confirmada, Shakira se ha convertido en una fiel seguidora culé. Tras su presencia en el partido de la final de la Copa del Rey, este sábado vimos a la colombiana con Piqué apoyando al equipo barcolonés en el partido contra el Osasuna en el Nou Camp. Allí no faltaron las caricias y los arrumacos.
En definitiva, no sabemos si Piqué conoce el ‘pasado’ de Shakira. Seguramente no le haría mucha gracias que su chica haya sido aficionada de sus mayores rivales futbolísticamente hablando. Pero por mucho que haya sido merengue, estamos seguros de que el amor puede con todo.