Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tita duerme con cinco perros

Tita Thyssen tiene 24 perros repartidos por sus residencias, son adoptados, les ama en la soledad de la noche y uno de ellos le da mucha tristeza porque es "viejita". La baronesa se despacha a gusto en una entrevista publicada por El Mundo.
Las declaraciones están creando ríos de tinta. La Baronesa Thysen, la madre de Borja, la suegra de Blanca, la viuda del Barón, la ex Miss España, la Lady, la coleccionista de arte, ella, Tita, ha dicho que "duerme con cinco perritas en su cama". El diario El Mundo ha entrevistado a la cabeza visible del Museo Thyssen y se ha metido sola "en camisa de once varas". Pedro Simón, el periodista, le pregunta: "Por su forma de ser, ¿quién de sus 24 perros adoptados es el can Cervero?". Y la baronesa responde: "Tengo muchos y me ocupo de ellos. Unos en Sant Feliu, otros en Lugano, otros en Madrid. Pero me quedo con Lucky. Está muy viejita y me da mucha pena verla... A todos los adoro, duermo con cinco perritas pequeñas en la cama. La verdad es que hay cariño para todas ellas".
Esa es la repuesta. Pero debemos analizarla. Coco está consternada y me ha dejado completamente libre para que diga lo que quiera. Coco no da crédito.
Veamos, Tita tiene 24 perros adoptados. Veinticuatro perros distribuidos por palacios. Palacios distribuidos en países diferentes. Nos preguntamos si se sabe los nombres de las dos docenas y pico de perritos que almacena la baronesa. Son muchos perros y, lo aplaudimos, todos han sido recogidos de centros de abandono. Ella misma dice "adoptados", si fueran de razas suponemos que diría "comprados" o "adquiridos". La baronesa tiene cuadros de Manet, Monet, Gauguin, etc... pero no tiene perros de raza. "¡Bien!" dice mi Coco. "Como yo", remata.
Lo que me sorprende tristemente es la necesidad de amor. Dormir con cinco perritas en la cama es síntoma de falta de cariño. Y lo digo yo que Coco se ha estado subiendo a la cama toda su vida hasta abrigarse entre el edredón formando un pequeño niño de plumas calientes. Ahora está "viejita" como Lucky (perro de la duquesa de avanzada edad) y ya no salta a la cama porque no puede. De tanta exposición permanente y líos familiares, la baronesa ha acabado durmiendo con cinco perritas. Dan ganas de repetir la escena de El Grito de Munch.
Por último, eso de "hay cariño para todas ellas". La baronesa Thyssen habla de perros adoptados, de numerosas residencias caninas, de su "viejita", de los sueños perros y, además, de que reparte el cariño para sus mascotas. No sólo nos gusta sino que lo aplaudimos.
En la entrevista de El Mundo también destaca que es ecologista, que recicla y que, atención: "tengo un cerdito que salió en la tele y que era amigo de un perrito. Se llama Raúl, es grande, simpático, de esos grises. y lo he salvado de que lo conviertan en jamón". Pensábamos que no superaría frases del tipo: "Mientras yo viva mis cuadros no serán de mi hijo", "mi hijo está en manos de una secta" o "No a la tala, no a la tala".  Tita es Grande por título y por naturaleza. Hoy mucho más desde que sabemos que ama a los perros y que, a falta de hombre, duerme con unos cuantos en la cama.