Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toñi Salazar: "A la vida le pido que me quieran de verdad"

Deja atrás Azúcar Moreno para encontrarse a sí misma. Toñi acude a la cita junto a su marido al que le brillan los ojos de admiración cuando la mira y la escucha hablar de sus trucos de belleza.
La cita de Lorena de esta semana es con una mujer coqueta, racial, entusiasta y de presencia aplastante: Toñi Salazar, que deja atrás Azúcar Moreno para buscarse a sí misma. Aparece con un vestido rojo corto que realza su figura y confiesa que le gusta verse siempre bien siempre a punto. Hasta para estar en casa sola necesita verse arreglada. Se sienta en el tocador de Lorena ante la atenta mirada de su marido, Roberto Liaño, guapo, joven, tímido y al que le brillan los ojos de admiración cuando, embelesado, la mira y la escucha.