Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tori Spelling tiene un accidente de coche embarazada

Seguida por los paparazzi cuando llevaba a sus hijos a la escuela, Tori terminó empotrada contra un muro del colegio. Se encuentra en estado de schok, pero ni ella ni sus hijos ni el bebé que espera han sufrido daños.
Casi como Lady Di. Tori Spelling llevaba a sus hijos al colegio cuando un paparazzi se puso a seguirla y terminaron teniendo un accidente. Tiró la pared de la escuela. Afortunadamente, la actriz no ha terminado como la malograda princesa y ni ella ni el bebé que espera sufrieron daños. Tampoco sus hijos Liam y Stella, de cuatro y dos años.
Los detalles del accidente se han conocido a través de Twitter. Tori se quejó de la persecución a la que le habían sometido los fotógrafos. Aunque la revista People dice que se encuentra en estado de shock.
Los paparazzi la persiguieron durante todo el trayecto, pero uno de ellos en especial estaba tan empecinado en tomar una foto de ella se pasó de frenada y terminó empotrándola. Lo hilarante del suceso es que, a pesar del choque, el fotógrafo se bajó de su vehículo y, en lugar de ayudar, se puso a hacer más fotos.
Las otras madres que llevaban a sus hijos a la escuela fueron las que le hicieron desistir, diez concretamente, ha contado la actriz. Sin dejar Twitter, Tori insistió: "¿Qué más hace falta hacer? ¿Tiene que haber alguien agonizando para que un paparazzi pare?”
Tori es un rostro legendario por su participación en la serie de culto adolescente  'Sensación de vivir' y también por apariciones en Smallville o en producciones en la gran pantalla como Scream 2 o Scary Movie. Sin embargo, con el paso de los años ha saltado a la actualidad por otro tipo de motivos.
Como muestra, su última polémica, las que tenían que ser unas fotografías para presumir de embarazo en la playa, terminaron generando una oleada de especulaciones sobre las prótesis de su pecho. En las imágenes, se podía distinguir que lo tenía hundido.
El año anterior, sin embargo, la comidilla de los medios era su delgadez. Y se bajaron todo tipo de causas. Desde problemas con el matrimonio hasta una necesidad de llamar la atención. Aunque mucho mejor que su etapa de los años noventa cuando soltó al coleta en los clubs de Los Ángeles y las imágenes que publicaron los tabloides de sus fiestas nada tenían que envidiar a las de Paris Hilton.
Ver más de: