Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vega Royo-Villanova: ¿musa de la moda o hermanísima?

Su cara probablemente te suene y lo más seguro es que a partir de ahora la veas mucho más. Es Vega Royo-Villanova, la hermana de Carla y cuñada de Kubrat de Bulgaria. Te contamos a qué se dedica y qué pinta en estos saraos.
Su cara probablemente te suene. ¡Y más que te sonará! De un tiempo a esta parte, Vega Royo-Villanova empieza a ser una habitual en saraos y photocalls de toda clase. Sin ir más lejos, este fin de semana la pudimos ver en la fiesta que 'Vanity Fair' dio en Madrid en honor de Tommy Hilfiger. Ella y otro puñado de elegidos como Eva González, Borja Thyssen o Alonso Aznar fueron algunos de los invitados al evento. Pero, ¿por qué estaba en este selecto grupo?
Desde luego su apellido la delata. Vega es la hermana de Carla Royo-Villanova y la cuñada de Kubrat de Bulgaria. La hermana pequeña del clan (hay otros dos: Guillermina y Jaime) es la más mediática de los cuatro -a Carla la dejamos a un lado-. Vega ha hecho de la moda su forma de vida y actualmente ejerce de musa de Adolfo Domínguez. "Una musa lo que hace al final es representar la marca. Llevo prendas de ellos, hago shottings de moda, en los eventos convoco a gente... pero bueno, es fácil", contaba recientemente en la revistas 'Hoy Corazón'.
Por esto de la moda es por lo que no paramos (ni parece que pararemos) de verla en fiestas, primeras líneas de desfiles e incluso en alguna revista y periódico. Este mismo lunes, la periodista Marta Robles la entrevistaba en La Razón y volvía a salir el tema de Adolfo Domínguez: "Llevo diez años trabajando en el mundo de la moda y por eso me han elegido, porque me conocía y represento la imagen nueva que quieren ofrecer". Y es que Vega, que cuando se casó su hermana sólo tenía 13 años y era una total desconocida, empezó trabajando con 20 para Cristian Dior y Beatriz de Orleans, de la que dice es su "gran mentora". En esa época, Vega ejercía un papel que ella compara con el papel de ayudante que desempaña Anne Hathaway en 'El diablo se viste de Prada'. "Era la niña que entraba de prácticas y que tenía que darlo todo", explica.
Luego pasó a la revista 'Esencial Madrid' con Enrique Polanco y de ahí al extranjero. Según contaba ella misma en 'Hoy Corazón', ha escrito para 'Herald Tribune' y 'The Economist' y ha entrevistado al presidente de Panamá y personajes como Donald Trump.
A sus 30 años, Vega también tiene un blog de moda -Daisy Vega- en el que como las bloggeras de este área hace de modelo y posa con distintos estilismos. Además, sube imágenes de looks callejeros; publica fotos de fiestas con amigos como Gala González -sobrina bloggera de Adolfo Domínguez-, Karolina Kurkova o Pedro del Hierro; algún que otro viaje y ¡hasta comentarios literarios! Un cajón desastre que arrancó en noviembre de 2010 tras un viaje a Nueva York. Más allá de esto, es también relaciones públicas de 'Las Rozas Village' y "organizadora free lance de eventos o presentaciones", como la presentaba la revista Top Glamour en otra entrevista.
Mientras crece el número de apariciones de la pequeña de los Royo-Villanovo, también aumenta su número de detractores. Buscando su nombre en Google no tarda en aparecer la entrada "hermanísimas que viven del cuento", liderada por ella. Aún así, Vega vive su mejor momento. Después de suspender en 2010 su boda con un suizo de nombre Momo, ahora está enamorada.  "A una isla desierta me llevaría a la persona de quien estoy enamorada, que no puedo decir quién es", declaraba en La Razón, donde Marta Robles no cesó de preguntarle sobre fútbol y le llegó a insinuar la posibilidad de que pudiera ser novia de futbolista: "No, yo no soy el 'target' del futbolista para nada".
Sin desvelar quién es esa pareja que tan feliz le está haciendo, Vega confiesa ser del Real Madrid y socia desde pequeña. Además, le encanta Cristiano Ronaldo y hace deporte: "Soy bastante de gimnasio y de ir en bici por Madrid. En invierno esquío lo más que puedo y me encanta nadar".