Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kate, con vestido azul de topos, muy Lady Di en la presentación del bebé real

Los Duques de Cambridge han abandonaban junto al recién nacido el Ala Lindo del Hospital de St. Mary's de Paddington y posaban sonrientes en las escalinatas de acceso ante los medios que llevaban días, incluso semanas, esperando este momento. La misma escalinata en la que se dejaron fotografiar Lady Di y el Príncipe Carlos hace ahora 31 años, cuando presentaron a su primogénito ante las cámaras. Pero las similitudes entre ambas fotos y ambas protagonistas no se quedan ahí: Kate Middleton eligió para este momento tan importante un vestido de color azul cielo con topos blancos que, excepto por el corte, diferente por por la moda de la época de Ladi Di, ¡es increíblemente parecido! 

topos
Se trata de un vestido diseñado en exclusiva para la ocasión por Jenny Packham, y aunque se convirtió en una prenda muy buscada en internet minutos despúes de la aparición de los Duques de Cambridge, la firma no tiene planes de lanzarlo a la venta.
En 1982, Ladi Di, también pasadas 24 horas de dar a luz a su hijo William en el mismo hospital que Middleton, apareció con su hijo en brazos envuelto en una toquilla blanca, bajó la escalinata, saludó, sonrió y posó para los medios junto a su marido y el recién nacido con un vestido azul largo de lunares blancos. La misma secuencia, que 31 años después ha protagonizado Kate Middleton.
des
Ladi Di al Príncipe Charles, Kate al Príncipe Williams, ambas pasaron delante de las cámaras a sus bebés de sus manos de recientes mamás a los brazos de los padres inexpertos. ¿Por qué tantas similitudes? ¿Por qué ha querido Middleton emular deliberadamente a Lady Di en este momento tan esperado? ¿Por qué tantas similitudes? ¿Quizás sean simples casualidades?