Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Whitney Houston la lía parda en un avión

Algo les pasa a las celebrities que no saben comportarse en un avión. La última en apuntarse al carro de los pasajeros con mal comportamiento ha sido Whitney Houston. La diva montó un pollo en un avión de la compañía Delta Airlines cuando se negó a abrocharse el cinturón de seguridad.
Algo les pasa a las celebrities que no saben comportarse en un avión. La última en apuntarse al carro de los pasajeros con mal comportamiento ha sido Whitney Houston. La diva montó un pollo en un avión de la compañía Delta Airlines cuando se negó a abrocharse el cinturón de seguridad.
Según informa la agencia de noticias TMZ, a la protagonista de 'El Guardaespaldas' se le metió entre ceja y ceja que no quería cumplir con las normas de seguridad más básicas del vuelo y llegó a recibir amenazas de la tripulación. “Se le advirtió que si no se abrochaba el cinturón se le echaría del avión”, avanzan.
Por lo visto, la cantante finalmente cedió en sus caprichos y se puso el cinturón por lo que el avión pudo despegar sin problemas.
Fuentes cercanas del suceso, ocurrido en el vuelo que hace Atlanta-Detroit aseguran que la cantante “se pasó un poco en su actitud pero ella estaba sobria”. Y es que tras los múltiples problemas de la cantante con el alcohol y las drogas todas las polémicas en las que se ve envuelta tienen el fantasma de las adicciones planeando sobre ella.

Malos pasajeros

Whitney se apunta de esta manera al selecto grupo de celebrities más detestadas por los sobrecargos, azafatos, pilotos de cabina, controladores y demás personal aeropuertuario.
El último incidente aereo-VIP tuvo lugar el pasado mes de agosto cuando Gérard Depardieu se puso a orinar borracho como una cuba en el pasillo de un avión. Al parecer, el actor quiso acceder al baño durante el despegue, y al negarlesele el paso por razones de seguridad, Depardieu se bajó la bragueta y orinó sobre la moqueta del avión.
Hace meses informábamos de que Lily Allen la había liado en un aeropuerto después de indignarse por los suplementos que interponen las compañías de bajo coste por no llevar impresa de casa la tarjeta de embarque.
Britney Spears también tuvo un problema aéreo en 2004 cuando las azafatas tuvieron que pedirle que se pusiera los zapatos porque estaba atufando a los pasajeros que viajaban con ella con el olor de sus pies.
En España el famoso más detestado por el personal aéreo es Melendi. El cantante asturiano intentó agredir a un sobrecargo que no quiso servirle alcohol en un vuelo Madrid-México en 2007.
El comandante de la nave optó por regresar a España "ante la imposibilidad de garantizar la seguridad". Tras prestar declaración, la Guardia Civil le detuvo.