Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alter ego de Harry Potter tiene novia

Por fin. Tras varios intentos para demostrar que se había hecho mayor y dejaba a Harry Potter a un lado, Dan Radcliffe toma las riendas de su autonomía.
Se llama Rosanne Coker, tiene 22 años (como él), fue una asistente de producción en la saga de Potter, llevan un año y vive en Londres. Estas son las coordenadas espacio-temporales de la mujer que ha conseguido hacer crecer a Radcliffe de golpe, después de varios intentos del actor por convertirse en un ser maduro e independiente a ojos de la audiencia.
Es complicado quitarse de encima la etiqueta del 'mago más famoso del planeta'. Mucho. Radcliffe lo ha intentado por efecto de choque (saliendo desnudo en su primera obra de teatro después de Potter), repetición (en decenas de entrevista ya dejó claro que una cosa es la identidad y otra un papel, por muy carismático que sea) y hasta el ruego.
Pero ella sola, su chica, ha hecho la labor de marketing de diez películas de géneros variados. Rosanne Coker, inglesa de 22 años, sabe bien el salvoconducto y la lacra que supone ser uno de los protas de la saga juvenil del siglo, ya que ha trabajado con él en cuatro películas, las tres últimas de la serie 'Harry Potter' y la nueva de Radcliffe, 'The Woman In Black'.
Quizás por eso haya comprendido a la perfección su ansiedad y haya llegado así, a base de empatía, hasta su corazón de no-mago. Radcliffe, nada propenso a airear sus intimidades emocionales, está entregado con esta chica y dejó caer en el show de Larry King que estaba “muy enamorado” de ella.
Enseguida corrieron los rumores de matrimonio, pero el padre de ella los despidió esta semana en el londinense 'The Daily Mail'. El señor Coker también aseguró que conoce a Dan y que es un gran muchacho.
La boda, si es que la hay, tendrá que esperar de seguro unos meses, ya que ella está en Londres y él en Nueva York preparando su último proyecto en Broadway.