Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La 'ambición pelirroja' se llama Rebekah Brooks

Poco se sabe de la misteriosa mano derecha de Rupert Murdoch, más allá de su primer matrimonio. Te damos sus claves íntimas ahora que ha sido detenida por escuchas ilegales.
La llaman 'la reina de los tabloides'. También la 'ambición pelirroja'. O 'la quinta hija de Rupert Murdoch'. Pero poco se sabe de ella que no haya querido hacer que se sepa, más allá de que su ascensión al éxito fue meteórica, estudió en la Sorbona, está casada en primeras y tempestuosas nupcias con un actor y en segundas con un domador de caballos y entre su agenda de íntimos están los últimos tres primeros ministros ingleses, parte de Hollywood y algunos de los rostros en la sombra más influyentes del planeta. Carácter, carisma y buena dosis de misterio son sus credenciales.
La mano derecha y 'niña bonita' del magnate que más medios del mundo concentra dimitió el viernes y fue detenida este domingo para responder por delitos de escuchas telefónicas y soborno a policías. Antes (el 7 de julio), había cerrado 'News of the World', el periódico sensacionalista que la vio nacer como fenómeno y fuente principal de los delitos que se le imputan, que podrían suponerle varios años de cárcel. Se lo anunció a la redacción personalmente, en apenas cinco minutos y, según los presentes, sin una sola lágrima. Ladies and gentlemen: Así es Rebekah Brooks.
Según su biografía, Brooks (1968, Cheshire, Inglaterra) decidió ser periodista con apenas 14 años.
Estudió en la Universidad parisina de la Sorbona, de ahí su francés fluido, e hizo prácticas en una revista de arquitectura francesa ('L'Architecture Aujourd'hui').
Su nombre de soltera era Rebekah Mary Wade.
No se cambió el apellido en su primer matrimonio con el actor inglés Ross Kemp, conocido por su papel de Grant Mitchell en la serie EastEnders y con quien se casó en Las Vegas en 2002.
Según publicó la prensa británica, en 2005 Rebekah fue arrestada por golpear a Ross. Su separación llegó dos años después y su divorcio definitivo en 2009, cuando él admitió haberla engañado. Kemp inició un romance de cuatro años (hasta 2010) con la maquilladora Nicola Coleman, madre de su hijo.
Fue invitada al 50 cumpleaños del Príncipe de Gales.
 
Monta a caballo, una de sus grandes pasiones, con David Cameron los fines de semanas. Ambos tienen una segunda residencia en Oxfordshire. También fue íntima de Tony y Cherie Blair y Gordon Brown.
Tiene mejor técnica hípica gracias a su actual marido, Charles Brooks, escritor y domador de caballos. Algunos medios ingleses le han llegado a denominar como 'playboy internacional'. Tiene una columna sobre carreras en el Daily Telegraph y ha publicado algún thriller ambientado en el mundo de los jockeys.
Le encanta Venecia y a lo largo de sus 43 años ha hecho varios viajes relámpago a la ciudad de las góndolas.
Además de ambiciosa y fría en los negocios, los que la conocen la definen como una mujer carismática y con indudable don de gentes.
Hitos profesionales: De colaboradora dominical (con 20 años) a directora de 'News of the World', buque insignia de News Corp, convirtiéndose en la mujer más joven de Inglaterra en lograr un puesto así. Tras tres años aumentando tirada, pasa al frente de 'The Sun'. Desde hace dos, era Consejera Delegada de News Internacional y responsable de todos los medios del grupo en reino Unido. Unos 3000 empleados en total.
De su último nombramiento dijo sentirse como 'Charlie y la fábrica de Chocolate', ya que "finalmente había conseguido todo lo que no había podido tener".
Leyendas urbanas: Según cuenta el periodista Piers Morgan (trabajó con ella) en su libro de memorias 'The Insider', la pelirroja periodista inundó de micrófonos la habitación de hotel de James Hewitt para demostrar que tenía una relación con Diana de Gales. También asegura que Brooks se disfrazó de señora de la limpieza de 'The Sunday Times', también del imperio Murdoch, para robarle una exclusiva (que consiguió) sobre el príncipe Carlos.
Puntos negros: Instauró como norma la polémica sin escrúpulos. Ejemplos hay muchos: El caso que le ha puesto contra las cuerdas es el de la niña desaparecida Milly Dowler, de cuyo móvil su equipo supuestamente borró mensajes (tras pincharlo ilegalmente), haciendo creer a padres e investigadores que seguía viva. Al poco tiempo de ponerse al mando del periódico ahora cerrado, una niña de ocho años, Sarah Payne, fue asesinada por un pederasta. Publicó nombres de supuestos pederastas que no lo eran.
A pesar de que en estos duros momentos para Rupert Murdock la prioridad "es ella", la hija del magnate piensa todo lo contrario y la acusa de "haber jodido" la empresa.