Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los antiarrugas que anunciaba Matthew Fox, ¿perdidos?

Matthew Fox ya no es el que era en 'Perdidos'. Por muchos productos antiedad que anunciara, sus últimas fotos demuestran que los años pasan para todos. ¡Qué lástima!
Los años también pasan para los hombres. El mejor ejemplo lo vemos en Matthew Fox, la estrella indiscutible de la serie 'Perdidos'. Las últimas fotografías del actor nos muestran una imagen algo más descuidada y desaliñada de la que teníamos acostumbrados.
Bolsas bajo los ojos, aspecto cansado, una incipiente barba canosa y marcas de edad en la frente forman parte del look actual del actor por el que muchos y muchas suspiraban.
Paradójicamente, el que fuera el inolvidable doctor Jack Shephard en la serie más emblemática de la televisión de los últimos tiempos fue hasta el año pasado imagen de una conocida línea de productos de belleza masculina. ¿Qué ha pasado con los antiarrugas, eliminadores de ojeras y reductores de bolsas que anunciaba?
La famosa marca de cosmética que tenía a Matthew Fox como embajador de sus cremas para hombres no renovó el contrato con la estrella de “Perdidos”. Actualmente, esta marca tiene a Gerard Butler como portavoz de sus productos. Otros actores como Patrick Dempsey, de Anatomía de Grey, o el futbolista Eric Cantona también han sido imagen de esta misma marca cosmética.

"No voy a volver a la televisión"

La nueva imagen del actor no sólo responde a una dejadez en sus tratamientos de belleza. Fox ha abandonado la televisión para reencontrarse con el teatro y ha estrenado en el West End londinense una obra que requiere una imagen algo más siniestra y oscura. Durante la promoción de la obra, Matthew ha confirnado que de momento no tiene planes de volver a la pequeña pantalla.