Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El bodorrio de Katy Perry, a lo Bollywood

La estrella pop se ha casado con su novio Russell Brand en una reserva natural de La India. En la espectacular ceremonia no faltaron ni los elefantes.
Que tomen nota las futuras novias, porque esta boda marcará un antes y un después en lo que a la parafernalia nupcial se refiere. Lo de llegar a la iglesia en el coche de papá ya no tiene ningún interés. Según la revista US Magazine, Katy Perry llegó a su boda a lomos de un caballo, flanqueada por camellos y elefantes. Eso sí que es una entrada triunfal al templo sagrado (al resort dorado, en este caso). Ante tal espectáculo circense, algunos invitados se dejaron llevar por la emoción del momento y aprovecharon para hacer un safari por la zona antes de la ceremonia.
Y es que los novios se dieron el “sí, quiero” en el lujoso complejo Aman-i-Khas, situado en las proximidades del Santuario del Tigre Ranthambhore, en Rajasthan, dentro de un parque natural en el que vive todo tipo de fauna salvaje: tigres, leopardos, hienas y hasta osos. La elección de tan exótico destino tiene su punto romántico: fue allí donde Russell le pidió matrimonio a Katy en diciembre del año pasado.
Días antes de la ceremonia, la cantante fue vista con el tradicional anillo nupcial que las novias indias se colocan en la nariz, y que deben llevar hasta la noche de bodas. Pero no fue este el único guiño que la Perry dedicó a la cultura india. La víspera de la boda la cantante adornó sus manos con dibujos de henna y el día de la ceremonia lució el típico sari indio, según The Huffington Post.    
Visto lo visto (aunque lo que se dice ver, de momento no hemos visto mucho, porque la exclusiva de las imágenes ha sido vendida a la revista London Magazine), sería de esperar que la pareja hubiese sellado su amor mediante el rito hindú. Pues no. Según revela The Huffington Post, la ceremonia fue oficiada por un sacerdote cristiano, amigo de la familia de Perry.
En fin, para gustos... los colores.