Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las celebridades, en pie de guerra contra las fuerzas del mal

La noticia de que Kate Moss va a recurrir a un chamán para limpiar su casa de malos espíritus nos ha recordado otras ocasiones en las que los famosos se enfrentaron a lo desconocido. No leas este artículo si estás solo en casa: da mucho, mucho, mucho miedo.
En mayo de este año, un cuadro del artista callejero Banksy valorado en unas 80.000 libras fue robado de casa de Kate Moss. Pocos días más tarde, la casa se inundó con aguas residuales causando un daño valorado en 100.000 libras. Si nos fiamos del diario The Sun (que tú mismo, recordemos que se trata de un tabloide cuyo titular más famoso se refiere a un famoso cómico británico y ponía en boca de su ex novia "FREDDIE STARR SE COMIÓ A MI HÁMSTER"), todo esto se debe a la presencia de fantasmas. Y, lógicamente, Kate Moss ha recurrido a un exorcista.
No es un exorcista tal y como lo conocemos por la película de William Friedkin. Es más bien un chamán, que en vez de cruces, agua bendita y esas vainas usa fuego, cánticos y referencias más místicas y más del gusto de Lavapiés que del barrio de Salamanca, para entendernos. La racha de mala suerte ha hecho que la modelo concluya que hay una fuerza maligna en su casa. Según una fuente ha revelado al periódico (que tratándose de The Sun podría ser una fuente, literalmente), "Jamie (Hince, pareja de la modelo) cree en lo sobrenatural y la ha convencido de que hay una energía negativa en la casa que necesita ser eliminada por un sacerdote chamán. Ya han encontrado uno que llevará a cabo la ceremonia para purificar el lugar".
Moss no será la primera modelo que se enfrenta a una batalla a vida o muerte con las fuerzas del más allá. Claudia Schiffer ya fue noticia a principios de la década pasada por haber tenido que recurrir a unos servicios parecidos en su mansión del siglo XVI, situada también en Londres. Ya antes de comprarla se rumoreaba que estaba encantada por varios fantasmas, entre ellos el de una monja del siglo XVII llamada Hermana Penélope. Un iluminado representante de algo llamado 'The Ghost Club' llegó a ponerse en contacto con ella y declaró a la prensa "Claudia es muy afortunada por vivir en una casa con su propio fantasma. No tiene nada que temer, los fantasmas no hacen daño. Si Claudia tiene la suerte de encontrarse con la monja, no debería entrar en pánico ni alarmarse". En fin.
Los famosos, que son gente de la calle como tú y como yo, no lo olvidemos, también han tenido que luchar contra presencias de ultratumba. Las modelos están acostumbradas, pues han trabajado codo a codo con Karl Lagerfeld y Donatella Versace. Pero hay muchos otros héroes y heroínas de la farándula que han topado con lo desconocido. Aquí van algunos de los casos más llamativos:
1. Sting. El cantante británico vio como su casa se convertía en algo parecido a la mansión de 'Poltergeist', donde se oían tantas voces y se veían tantos objetos voladores que más que una vivienda parecía una barraca de feria. Reveló todos los detalles en una entrevista emitida el pasado año por la cadena de radio británica Radio 2."Nunca hubiera dicho que creía en fantasmas hasta que vi uno. He visto a un fantasma con mis propios ojos. Estaba en la cama una noche en una casa muy vieja en la que viví durante un tiempo. Me desperté a las tres de la mañana, me incorporé, miré a la esquina de mi habitación y me pareció a ver a Trudie (Styler, su esposa) allí de pie con un niño, nuestro hijo, en sus brazos, mirándome fijamente. Entonces miré a mi lado y allí estaba Trudie, acostada a mi lado. Me entró un escalofrío terrible. Trudie se despertó y dijo "¿Qué es eso?". También vio a la mujer y al niño en la esquina de la habitación". Después, según continuó el cantante, la figura simplemente desapareció. "Un montón de cosas ocurrieron en esa casa, un montón de objetos voladores, voces y fenómenos extraños. Cuando vives en casas viejas sientes una extraña energía". Pobre Sting. ¿No sería simplemente que su amiga Madonna estaba de visita?
2. Ethan Hawke y Uma Thurman. Ambos salieron por patas de su matrimonio y también de su primera casa, situada en el exclusivo barrio de Nueva York Snyder's Landing. La pareja volvió a su apartamento en Manhattan y nunca ha hablado de este episodio, que al parecer los dejó bastante tocados. Algunos expertos declararon en su día (esto ocurrió hace ya doce años) que no es que su casa estuviese embrujada... ¡es que estaba embrujado todo el barrio de Snyder's Landing! En América siempre lo hacen todo a lo grande.
3. Nicolas Cage. Si alguna vez os cruzáis con Francis Ford Coppola y os invita a dormir a su casa, no lo hagáis. Nicolas Cage (que, por si hay algún despistado entre los lectores, es sobrino de Coppola pero se cambió el apellido para triunfar por sus propios méritos) se niega a volver a pasar una noche en la mansión del director de 'El padrino'. "De joven vivía en el ático y había murciélagos entre las paredes. Podías oír sus arañazos. Una noche estaba medio dormido cuando la puerta se abrió justo frente a mi cama y apareció una silueta negra como el carbón de una mujer con una gran melena. En principio pensé que era mi tía que venía a darme las buenas noches, así que dije "buenas noches". Pero no me respondió. Después empezó a moverse hacia mí y mi cuerpo se congeló. Solté un grito atronador y le lancé mi almohada. En ese momento desapareció. ¿Estoy diciendo que vi un fantasma? Todavía no lo sé. Pero vi algo que me aterrorizó".
4. Matthew McCounaghey. No nos esperábamos menos de Matthew: como él es más chulo que nadie, ha declarado que en su casa hay un fantasma, pero que le importa un pito y que ambos se llevan muy bien. El actor se compró una casa construida en 1969 y estaba su dormitorio iniciando unas ceremonias feng shui (que le gustan mucho a él) para purificar la estancia. Desnudo, que al parecer es como se hacen esas cosas, se metió a dormir en una tienda de campaña que había puesto en el dormitorio del piso de arriba de su nueva casa junto a su perro. "Escuché algo parecido al ruido que hace una moneda de diez centavos al caer sobre una mesa de cristal. Salí de la tienda de campaña y me dije: esto es demasiado, tío. Esto no es un ruido que haya hecho la casa.Entonces recorrí la casa desnudo con un bate de béisbol. Bajé las escaleras y esa fue la primera vez que vi a Madame Blue". Así ha bautizado Matthew a su amiga del otro mundo, con la que al parecer lleva una convivencia tranquila. "No tiene reparos conmigo. Nos llevamos bien, es un fantasma enrollado. Tal vez el hecho de que yo esté desnudo todo el tiempo es el motivo de que nos llevemos bien". Os habréis dado cuenta de que la historia del fantasma es aquí completamente secundaria para Matthew: lo único que le gusta decir es que anda desnudo por su casa. Que Matthew se lleve bien con otro fantasma no podía ser simple fruto de la casualidad. No esperábamos otra cosa.
5. Dan Aykrod. El mejor para el final: el actor, conocido por 'Los cazafantasmas' y alguna joyita inclasificable como 'Mi novia es una extraterrestre', afirma que el fantasma de la fallecida cantante Mama Cass rondaba por su casa e incluso llegó a intentar acostarse con él. Aykrod, que vive en la casa que un día perteneció a la cantante de The mamas and the papas, declaró: "Un fantasma vive en mi casa. Un día incluso intentó meterse en mi cama. Yo me limité a darme la vuelta, empujar a lo que fuese aquello y seguir durmiendo. El fantasma también se dedica a encender el Stairmaster (una máquina para hacer ejercicio, recordemos que Mama Cass sufría un preocupante sobrepeso y murió al atragantarse con un sandwich de jamón a los 33 años) y se dedica a cambiar las joyas de sitio (a Mama Cass le encantaba llevar bastantes anillos).Estoy seguro de que es Mama Cass, porque da la sensación de ser un fantasma grande". La verdad es que si a mí el fantasma de Mama Cass me cantase cada noche esta canción suya antes de dormir firmaba ahora mismo para compartir casa con él.
Desde divinity.es deseamos mucha suerte a Kate en su lucha contra Satán y esperamos que se ponga guapa para el exorcismo.