Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dana Delany: "Nunca pensé que protagonizaría una serie a mi edad"

Cuando se encienden los focos para comenzar la entrevista, Dana Delany (conocida por su papel como Katherine Mayfair en 'Mujeres desesperadas') se ilumina de dentro hacia fuera. Menuda y no demasiado alta, irradia una sofisticación que huele a Hollywood. Cuida cada respuesta y todo gesto, que de correctos parecen ensayados. Está de paso por Madrid presentando 'El cuerpo del delito', que se estrenará en España en primicia mundial el próximo 18 de Febrero en Fox. Dana protagoniza esta nueva serie mezcla de intrigas policiales y trabajo médico de urgencias, donde encarna a la Doctora Hunt. Cirujana adicta al trabajo, tiene que dejar su profesión vocacional tras un accidente para dedicarse a las autopsias judiciales.

Eso de mezclar trabajo policial y medicina suena bien, ¿no?
Es muy interesante. Algo así como una pareja natural. Tienes la escena del crimen, donde ves qué ha pasado. Después abres el cuerpo y descubres qué pasó de verdad. Yo no estaba segura al principio, cuando me llamaron para 'El cuerpo del delito'. Pero cuando asistí a una autopsia de verdad me di cuenta de que, efectivamente, el cuerpo es una prueba fundamental del delito. Al abrir el cuerpo puedes ver cómo vivió exactamente esa persona y también como murió.
¿Cómo es la Doctora Hunt?
Ella es arrogante y molesta. No sabe cómo tratar con la gente porque solía estar al mando y ya no. Siente que ha perdido el control. Y esto es muy difícil para una histérica del control. Está aprendiendo a ser humana otra vez y curiosamente lo hace tratando con muertos.
Un Dr. House en femenino…
Creo que es tan brillante como el Dr. House. Aunque no tiene ese problema con las pastillas o el dolor físico, lo suyo es más un dolor psíquico. Ella ha perdido la noción de quién es e intenta averiguarlo. Y es capaz de mucho más. ¿Están de moda los médicos? La gente inteligente está de moda.

A simple vista, parece difícil pasar de ama de casa desesperada a adicta al trabajo...
Creo que tengo más que ver con Megan Hunt que con Katherine Mayfair. Nunca he sido ama de casa y creo que no estoy desesperada. Pero desde luego he sido una adicta al trabajo. Me gusta trabajar. Vengo de una familia de mujeres trabajadoras. Mi madre tiene 84 años y sigue trabajando. Me educaron para trabajar. Así que esto es bastante familiar para mí.
¿Qué importancia tiene este papel en tu carrera?
Nunca pensé que a mi edad fuese a protagonizar un show. Siempre creí que, llegados a este punto, sería un personaje más, un actor de reparto. Algo que por otra parte volveré a hacer. ¡Me gusta esto! Pero desde luego nunca esperé liderar una serie, un drama. Así que o he sido muy afortunada o la televisión está cambiando.
¿Era tan prestigioso aparecer en una serie cuando empezaste?
No, cuando yo empecé a actuar siendo una veinteañera, primero ibas al teatro, a Nueva York, a Broadway. Y eso fue lo que hice. Mi primer trabajo fue en Broadway. Luego, quizá hacías cine. Pero nunca televisión.

Dicen que rehusaste a ser Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'
Darren Star me dijo que iba a rodar 'Sexo en Nueva York', basándose en las historias de Candace Bushnell. Me preguntó, ¿te gustaría participar? En ese momento yo acababa de hacer dos películas relacionadas con el sexo: 'Dos sabuesos en la isla del Edén' y 'Fantasías'. Y la idea de aparecer en algo que se llamase 'Sexo en Nueva York'… Le dije que no porque no podía aparecer en ninguna producción más relacionada con el sexo. Y creo que en el momento tomé la decisión correcta.
¿Te arrepientes?
Nunca me arrepiento de nada, no creo que haya motivos. Tomamos las decisiones que consideramos correctas en un momento y después hay que seguir adelante. La vida podría haber sido completamente diferente, nunca sabes.
¿Quiénes han sido tus maestros?
Hice una peli que nadie vio, 'Drunkboat', con John Malkovich. Siempre quise trabajar con él. Es uno de mis héroes. Tenía mucha curiosidad por ver cómo trabajaba. Y fue maravilloso. Él siempre hace papeles de personajes raros y complejos, pero luego en persona es encantador. No actúa, simplemente ‘es’. Fue genial ver cómo no tiene que hacer nada, sólo estar ahí. Fue algo así como un maestro. También he trabajado con otros maravillosos hombres como Willem Dafoe. Me encantó trabajar con él, fue genial. Fue muy divertido también rodar con Kurt Russell, es un líder nato. Y en 'Mujeres desesperadas' me encantó trabajar con Marsha Cross.