Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tom Cruise, rockero con todos los complementos

Si la hija de Elvis, Lisa Marie Presley, es una miembro destacada de Cienciología, no hay razón para que otro de los más importantes siervos de este culto, Tom Cruise, no encuere su cuerpo, carde su pelo y arqueando la espalda hacia atrás le dedique gorgoritos al diablo. Éste es el personaje con el que inundará las carteleras del año que viene: Stacee Jaxx, en la película 'Rock of Ages'.
Si la hija de Elvis, Lisa Marie Presley, es una miembro destacada de Cienciología, no hay razón para que otro de los más importantes siervos de este culto, Tom Cruise, no encuere su cuerpo, carde su pelo y arqueando la espalda hacia atrás le dedique gorgoritos al diablo. Éste es el personaje con el que inundará las carteleras del año que viene: Stacee Jaxx, en la película 'Rock of ages'. El actor nunca antes había sido rockero en la gran pantalla. Ha encarnado a camareros, pilotos, soldados, jugadores de billar, abogados, vampiros, samuráis y hasta a un profesor de cursillos para ligar en 'Magnolia', pero nunca le había tocado subirse a un escenario.
Para representar como Satán manda a un rockero de heavy ochentero, por lo visto, según ha contado su mujer en la televisión americana, practica en casa. Va cantando por los pasillos y a ella, Katie Holmes, le parece "algo maravilloso".
Le acompaña en el metraje Russell Brand. El británico, por las imágenes que se han robado del rodaje, lleva un look al estilo Nikki Sixx, bajista de Mötley Crüe, uno de los grupos más emblemáticos y, por ende, gamberros y drogadictos de esta época.
Por otro lado, Alec Baldwin también ha sufrido una transformación que haría llorar al Niño Jesús. Su aspecto, más sobrio y con menos colorines que el de Russell Brand, recuerda a tipos como Lemmy Kilmister, el líder de Motörhead, que igual no es tan llamativo pero mete más mieditis.