Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Visibilidad, también en el trabajo: Tim Cook y otros orgullosos empresarios homosexuales

cookTon Vilanova

Era un rumor a voces pero él nunca lo había confirmado. Tim Cook, CEO de la empresa con más valor en bolsa de los Estados Unidos y gran heredero de Steve Jobs en Apple, anunciaba hace unos días públicamente su homosexualidad,en un artículo firmado para la revista especializada 'Businessweek'. Un gran paso para él que supone un gran paso para todos los homosexuales de Estados Unidos (donde en algunos Estados aún te pueden despedir de tu puesto de trabajo por tu condición sexual) y en el mundo, incluido nuestro país donde el 19% de los homosexuales se ha sentido discriminado en su oficina. Presentadores, cantantes, actores, diseñadores… estamos muy acostumbrados a rutilantes salidas del armario, pero en el mundo empresarial aún son los menos los que se muestran orgullosos de su homosexualidad y habla de ella abiertamente. Veamos otros casos.

Cook es un hombre hecho así mismo, que representa como nadie el sueño americano. Hijo de un trabajador de astilleros, su inteligencia y esfuerzo le llevaron a conseguir becas en el instituto para ir a la universidad y tras trabajar para grandes compañía como IBM fue el propio Steve Jobs quien le fichó para Apple en 1998. Adicto al trabajo, Tim mantiene su actividad a base de café y bebidas energéticas; ni tan siquiera cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple en 1996 estuvo mucho tiempo alejado de su puesto de trabajo. Se levanta a las cinco de la mañana para ir al gimnasio y, como su gran ídolo Lance Armstrong, practica ciclismo en su escaso tiempo libre.
cook
Tim Cook tiene entre sus manos la empresa con más valor en Bolsa de los Estados Unidos, una referencia en el mercado tecnológico y una de las más creativas e innovadoras del mundo: Apple. Una empresa que además tiene una cultura especialmente abierta en temas sociales y también en cuanto a la homosexualidad, pero “no todos tienen la misma suerte”.
"Aunque nunca he ocultado mi sexualidad, no la había reconocido públicamente hasta ahora", asegura Tim Cook en el artículo de ‘Businessweek’ donde ha confirmado que es gay. Muchos de sus compañeros en la empresa de tecnología que dirige ya lo sabían. "Y eso no parece haber cambiado el modo en que me tratan”.
cook
Unas palabras que seguramente llegan con algo de retraso, ya que hace dos años la revista ‘OUT’ le nombró como el gay más influyente del mundo y ‘Gawker’ ya habló de su homosexualidad en 2011, cuando sucedió a Steve Jobs como presidente. "Ser homosexual me ha dado una mejor comprensión de lo que significa formar parte de una minoría y me ha abierto una ventana hacia las dificultades a las que la gente de otras minorías se enfrenta diariamente", asegura. "También me ha dado la piel de un rinoceronte, que es útil cuando diriges Apple".
cook
Presentadores, cantantes, actores, diseñadores… estamos muy acostumbrados a rutilantes salidas del armario pero en el mundo empresarial aún son los menos los que se muestran orgullosos de su homosexualidad y habla de ella abiertamente. En Estados Unidos hay otros dos directores ejecutivos que operan en Wall Street que han dado un paso adelante: Trevor Burgess del banco C1 Financial y Jason Grenfell-Gardner, de IGI Laboratories. Además están Peter Thiel (en la foto), uno de los primeros inversores de Facebook y cofundador de PayPal, Anthony Watson de Nike o Lisa Brummel, vicepresidente ejecutiva de Microsoft, una de las lesbianas más poderosas del mundo.
cook

Muy interesante, por significativa, es la historia de Lord John Browne, el hombre que convirtió a British Petroleum (BP) en la tercera mayor petrolera privada del mundo y que dejó la dirección de la empresa en 2007 cuando un diario sensacionalista hizo pública su orientación sexual. “Estaba aterrorizado”, declaró en una entrevista a la BBC en 2010, y le afectó a todos los niveles, De hecho, la mayor cadena de supermercados del mundo, Wal-Mart, le retiró una oferta para entrar en su consejo de administración. Según cuenta Browne, el consejero delegado le llamó para decirle que “la situación era insostenible, dada la influencia de la ‘derecha religiosa’ de Arkansas”, donde Wal-Mart tiene su sede.
cook
En España, tercer país en cuanto a igualdad de derechos en el mundo, son contados los empresarios que se han atrevido a hablar de ello abiertamente. Entre los valientes está Jesús Encinar, fundador de  Idealista.com, uno de los portales inmobiliarios más conocidos. En su blog comenta por qué es importante para él decir que es homosexual: “Personalmente nada me ayudó tanto en mi proceso de aceptación y salida del armario como tener modelos de referencia de otra gente bien integrada que vivía su vida con naturalidad y tenía carreras profesionales con éxito. Ellos me ayudaron con su ejemplo a dar esos pasos tan difíciles con amigos, familia y compañeros de trabajo. Igual que otros me ayudaron a mi con su ejemplo asumí que también yo tenía una cierta obligación de visibilidad para ayudar a otros que están luchando por aceptar y entender su orientación sexual”.
cook
Kike Sararola y su marido Carlos Marrero son otro ejemplo de gays con éxito empresarial y social. Fundadores de la cadena hotelera Room Mate, prevén facturar casi 30 millones de euros en 2014 y poner en marcha doce hoteles más. Además tienen una niña de dos años, Aitana, que vino al mundo gracias a una madre subrogada de California y “vamos a por mellizos”.
cook
Marta Fernández de KPMG, el creador de change.org Francisco Polo, Juan Pedro Tudela, el joyero Miguel Mas o el también empresario hotelero Juan Juliá son algunos de los nombres habituales de la lista de los 50 homosexuales más influyentes de España que publica cada año El Mundo, claro ejemplo de que sigue siendo una excepción porque listas como ésta no deberían ser necesarias.
Por contra, los datos le dan la razón: el 19% de los homosexuales se sintió discriminado en su oficina durante el ultimo año según un estudio de la Agencia para los Derechos Fundamentales de la UE, siendo las lesbianas las peor paradas. El 47% de los homosexuales y transexuales europeos fueron víctimas de discriminación; especialmente las lesbianas (el 55%). El 57% de los jóvenes homosexuales entre 18 y 24 años fueron discriminados.