Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así se convirtió Keira Knightley en "vil, soez y corrupta"

Keira Knightley es la última musa de David Cronenberg. Han firmado un drama psicológico junto a Viggo Mortensen y Michael Fassbender. Así han sido los secretos del rodaje y de la protagonista.
Ha participado en superproducciones como Piratas del Caribe, en intensos melodramas como Orgullo y Prejuicio o en cintas más atrevidas como Yo quiero ser como Beckham. Tiene tablas, pero para enfrentarse a un director tan oscuro y extravagante como David Cronenberg como ha hecho en Un método peligroso no hay escuela. Keira Knightley se ha sometido a sus órdenes, lo ha hecho en un drama psicológico y con unos compañeros de reparto como Viggo Mortensen Michael Fassbender. Éste es el resumen de su experiencia: