Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lo tenemos: el cuerpazo europeo se llama Brice Martinet

La Unión Europea ha lanzado un spot para apoyar su tarjeta sanitaria y desde aquí les damos las gracias. Sobre todo por el casting. Tras intensos días de investigación y rastreo… tenemos la clave: Todo sobre su modelo.
La Unión Europea ha lanzado un spot para incentivar el uso de la tarjeta sanitaria comunitaria y desde aquí les damos las gracias. Sobre todo por la elección de casting. Tras intensos días de trabajo de campo, buceando en archivos, rastreando la red,  presionando a nuestras fuentes secretas… tenemos la clave: Su nombre es Brice Martinet, francés, 188 centímetros, 95 kilos, usa un 45 de pie y, según su ficha, y por si alguien no lo ha visto bien con tanta medusa, tiene el pelo y los ojos marrones avellana.
Parece que los de la Comisión están pillando la medida a esto de las campañas 'virales' que conecten con el público joven. Una dosis de contexto paradisíaco, en esta ocasión Mallorca (aunque nos han chivado que otras imágenes de playas españolas han sido integradas igualmente en el spot), un dios apolo racial disfrutando del edén y redoble lleno de sentido del humor para concluir. Resultado: Casi todos los medios españoles se han hecho eco del anuncio.
Tendrás que ver el vídeo para descubrirlo, pero podemos adelantarte que el modelo corre, se desnuda de cintura para arriba, se apoya en una roca, se lanza de cabeza al refrescante mar (Mediterráneo) y se sienta en la orilla, ya desnudo, a disfrutar del sol. En ese preciso momento necesitará la ayuda de la Unión Europea: ‘Espera lo inesperado’, reza el eslogan.
El rollo viral ya les fue bien en su anterior campaña, hace tres años, cuando colgaron en la red un video calificado de 'porno suave' para apoyar el cine europeo, en el que se incluían 44 segundos de escenas subiditas de tono extraídas de películas europeas subvencionadas. 'Lets come together' era entonces su lema.
Pero regresemos al punto central de la campaña. Brice Martinet fue contratado para el anuncio después que los de la Comisión se vienen decenas de videobooks, una cosa que usan los modelos y los actores para darse a conocer sin tener que ir a los sitios. O más bien los directores de casting para poder hacer una primera criba fácil, limpia e indolora.
Tras pasar varias fases, resultó ganador y se lo llevaron a Mallorca durante unos días, donde tuvo que trabajar de sol a sol, expresión nunca antes usada más literalmente. Francés con genes árabes, ya ha trabajado para marcas de ropa y bañadores, ha sido portada de revistas en su país natal y ha hecho sus pinitos en la interpretación, algo que le ha venido bien para el colofón final del spot.
Después, unas semanas de edición y listo: lanzamiento desde Bruselas de las 22 versiones idiomáticas del mismo anuncio con nota de prensa común y apoyo total de todos los departamentos de comunicación. Si te ha calado hondo, eres ciudadano de uno de los 27 países miembros de la Unión Europea y te vas de vacaciones, aquí tienes toda la info para sacarte la tarjeta gratis. Si solo has podido concentrarte en las fotos según has ido bajando por la noticia y quieres más, mejor pincha aquí.