Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién defiende a Mel Gibson?

Sí, algunos hablan bien de él. Jodie Foster ha sido la última en hacerlo, pero no la primera. Aunque la gran mayoría del mundo le ha dado la espalda, algunos como Robert De Niro, Britney Spears o Jamie Foxx ya se habían puesto de su parte.
No todo Hollywood está contra Mel Gibson. Unos poquitos, poquiiitos, han salido en su defensa. Y no son previsibles: resulta que dos de sus defensores son negros y la otra es lesbiana. Todo un logro para un actor que se ha ganado el odio más o menos mundial por sus ataques contra negros, judíos y gays. Aquí hay algunos ejemplos.
JODIE FOSTER
Son amigos desde que trabajaron juntos en 'Maverick' y, en realidad, Jodie debería tener el corazón dividido. Ha dirigido a Mel en 'The Beaver', su última película como directora, y según cuenta, la interpretación de él es algo delicado, maravilloso y nunca visto. Seguramente esa experiencia debió de unirlos más. Pero también debería estar enfadadísima con él: sus ataques violentos y sus soliloquios racistas grabados por Oksana Grigorieva en su contestador han hecho que precisamente esa película, 'Beaver', esté en una especie de limbo de la que puede no salir en mucho tiempo.
Nadie quiere ver ni a Mel Gibson ni una película en la que aparece Mel Gibson. Jodie Foster debería ir a su casa a agredirle con una lata de celuloide. Sin embargo, mostrando la paciencia de un santo, ha declarado a la revista More que Gibson es la persona más "cercana y buena con la que he trabajado. En el instante en que lo conocí dije: 'amaré a este hombre para el resto de mi vida'". Continúa Foster: "Cuando amas a un amigo no lo abandonas en los malos momentos. Mel es un actor innegablemente dotado, y en 'The Beaver' da una de sus más poderosas y conmovedoras interpretaciones. Pero, sobre todo, es y ha sido un amigo verdadero y leal. Espero ayudarle a que supere este mal momento".
Jodie Foster es o bien una grandísima persona o bien una mujer muy preocupada por el marketing de una película ya hundida en el fango antes de ser estrenada. Seguro que en realidad le encantaría poder volver atrás en el tiempo y elegir como protagonista a Antonio Banderas en lugar de a Gibson.
WHOOPI GOLDBERG
Como contamos en su día, Whoopi Goldberg fue la primera en defender a Mel y la que hizo correr más ríos de tinta, no sólo por ser la primera sino por ser una mujer negra. “Conozco a Mel y sé que no es racista", comentó en su programa The View el pasado julio. "He mantenido una larga amistad con él. Puedes decir que es un cabeza hueca, pero no puedo sentarme aquí y decir que es un racista cuando ha pasado mucho tiempo conmigo y con mis hijos en casa. Pero no me gusta lo que ha hecho, que nadie se confunda”.
JAMIE FOXX
El ganador del Oscar por 'Ray' (que, como todo ganador del Oscar, no ha hecho nada demasiado interesante desde entonces) se pronunció en su día a trabés del programa Entertainment Tonight. Admitió que, como afroamericano, se sentía muy ofendido por los comentarios racistas de Mel Gibson. Pero que seguía siendo admirador suyo. "Es duro oír esos mensajes de Mel Gibson... es duro para los negros y es duro para los judíos. Pero aún me encanta su trabajo. Simplemente necesita volver a hacer las cosas bien". También tuvo buenas palabras para él en el programa Extra: "espero que reciba ayuda y espero que salga de todo esto. Porque una vez que sueltas todas esas cosas, destruyes tu legado. Quiero defender a Mel Gibson, ahora mismo nadie lo hace".
ROBERT DE NIRO
Robert de Niro es un tipo sabio y es consciente de que defender a Gibson implica meterse de lleno en aguas un poco fétidas. Para quedar muy bien y defender sin defender, De Niro se limitó a declarar en julio que lo de Gibson le parecía un incidente "desafortunado" y que esperaba que lo superase pronto y saliese adelante. La defensa no es gratuita, ojo: en 2008 la prensa se hizo eco de las malas relaciones entre Robert y Mel cuando el primero abandonó el rodaje de 'Al límite' por diferencias creativas con Gibson. Al final lo sustituyó Ray Winstone. Teniendo esto en cuenta, es posible que las palabras de De Niro fueran sinceras y todo.
BRITNEY SPEARS
De un camión sin freno y cuesta abajo a otro camión sin freno y cuesta abajo. Es lógico que la gran protagonista de 2007 y 2008, la cantante que pasó del estrellato pop al estrellato punk, se vea reflejada en una celebridad que ha perdido la cabeza y el respeto de los medios de comunicación. Según se contó este verano en la prensa norteamericana, Mel y Britney hablaron mucho por teléfono, sobre todo por la noche. Britney sentía que le debía su apoyo a cambio del que Mel le ofreció cuando ella estaba pasando por el amargo divorcio de Kevin Federline. Algunos otros medios incluso se hicieron eco de picantonas conversaciones entre Mel y Britney que, de ser reales, deberían tener pronto su propia película.
Lo que le falta a Gibson, y lo más importante, es recuperar la admiración de los fans. Y eso es mucho más difícil. En twitter hay una cuenta que apoya a Mel Gibson y cuenta con... 128 míseros seguidores. No le va mucho mejor en Facebook: los grupos abiertos para mostrar su apoyo van de los 630 fans que tiene el más amplio a los 8 que tiene el más discreto. Si 'The Beaver' se llega a estrenar podría ser su tabla de salvación: un proyecto discreto en el que Mel Gibson tiene un papel conmovedor. Lo único necesario hasta entonces es que se esté calladito. Ahí es nada.