Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hablamos con Drag Sethlas, el ganador del carnaval que la ha liado con la Iglesia

carnavaldivinity.es

Plumas, maquillaje, plataformas... y la virgen María que se va transformando en Jesús sobre el escenario, con corona de espinas incluida. Drag Sethlas, el último ganador del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, que lleva veinte años haciendo de la provocación un arte, está viviendo una polémica, a su entender "desmedida", por su espectáculo de referencias religiosas. Le han llovido muchos piropos y algunas críticas, como la del Obispo de Canarias. Aún así, muchos católicos le han dado su apoyo. Hablamos con él sobre el revuelo.

¿Te parece desmedido todo lo que está pasando?
Sabía que algo de polémica habría, es inevitable si tocas temas religiosos, pero está siendo una polémica desmedida. Se le está buscando las 'cinco patas al gato'. No entiendo cómo, en pleno 2017 en el que todo el mundo se expresa libremente, sigue habiendo este tipo de historias. La gente quiere que en la gala innovemos y demos lo mejor de nosotros, pero siempre van a hablar de lo que hagamos. 
¿En qué te inspiraste para crear esta fantasía que ha dado la vuelta al mundo?
Esto nunca se había hecho y quería sorprender. Nadie antes se había atrevido y quería hacer algo que me hiciera ganar. Un día se me ocurrió tirar por ahí y empecé a trabajar en la fantasía. 
¿En algún momento tu intención fue hacer burla de la religión?
En absoluto. Nunca quise hacer burla de la religión y creo que fue una actuación totalmente limpia: con unos vestuarios que muestran la realidad dentro de la caracterización de un drag. Hay gente religiosa que se ha sentido muy identificada y muy emocionada y hasta lo ha visto como un homenaje. Hay religiosas que han llorado al verme y me han dado la enhorabuena.
¿Algunos lo ha llamado 'provocación'? 
Es normal. Algunos quieren buscar polémica y la sacan de donde haga falta. 
Un poco sí que hay… 
Claro que la hay, pero todo fue por ofrecer un gran espectáculo y para que la gente disfrutara con nosotros. Fue lo que pasó. 
¿Te veías ganador? 
Me la jugaba: era todo o nada. Tenía que correr ese riesgo y así fue. Volvería a hacerla tal y como la realicé y no me arrepiento de absolutamente nada. 
¿Es un sacrificio o todo un privilegio ganar el carnaval?
Un privilegio. Tanto mis compañeros y yo hemos soñado con formar parte de la historia del carnaval algún día y en este caso lo he logrado y estoy pletórico. Llevo tres años participando y el año pasado conseguí quedar segundo. Este año, por fin, he ganado. No era mi intención ofender, si alguien lo ha sentido así pido disculpas. He creado el espectáculo desde el corazón. ¡Viva la libertad de expresión!