Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esto es lo que te espera en 'Soñar no es de locos', el libro de Dani Martín

El cantante llega a las librerías con un libro en el que habla de sus 34 años de vida. El texto se lo dedica a su hermana, sus padres, su primo David, Chema Ruiz y su novia Hugo Rey. Te contamos lo que te encontrarás en su interior.
"Otra experiencia más vivida, otro cajón de anécdotas, otro maravilloso encuentro con un ser humano llamado Javier Menéndez Flores, que ha compartido conmigo unas cuantas horas para que pudiera hacerle partícipe de mi verdad; de lo que ya había contado, pero que muchas veces se había convertido en un teléfono estropeado, y de otras cosas de las que nunca hasta ahora me había atrevido a hablar.
Esto no es una biografía, me niego a que lo sea. Esto es solo mi pequeño recorrido, lo que he vivido para llegar hasta aquí. Un recorrido como el de cualquiera, porque no me siento ni más ni menos que nadie. Solo un afortunado por lo que la vida me ha puesto delante para que yo, a mi manera, le sacara el ciento por ciento".
Con estas palabras Dani Martín arranca su prólogo ('Después del diván') en 'Soñar no es de locos', un libro nacido de las largas conversaciones que el cantante y el escritor Javier Menéndez Flores mantuvieron durante meses y que dieron a más de 300 páginas que desde este martes llenan las librerías. 'Soñar no es de locos' es un libro íntimo. "Porque de pronto sé que el porque va a salir en sus páginas es Daniel Martín García y no el cantante famoso", señala el autor en su prólogo ('Mirar y sentir la vida. Antes del principio')
Javier comienza este texto hablando de un encuentro que mantiene con el cantante y sus íntimos David (amigo de la infancia y conductor en sus giras), Josito (encargado del merchandising en sus concierto) y Nacho (al que Dani llama cuñado) en plena sierra. Quedan para correr meses después de haber terminado esas conversaciones. Se ha fraguado una amistad.
Las impresiones que esas citas dejaron en el periodista quedan plasmadas en su prólogo: "Dani es alguien a quien la cabeza no le para de funcionar, que vive en una perpertua tomerta de ideas, que no descansa ni un segundo". Pero la revelación más íntima se refiere al shock que supuso para el cantante la muerte de su hermana Miriam. Javier Menéndez Flores escribe: 
"Hace algo más de dos años Dani era otra persona. Alguien que apenas inaugurada la treintena pensaba que ya lo tenía todo y que la palabra 'felicidad' parecía haber sido inventada para definir su estado habitual. Entonces, sin que mediara aviso, como un disparo a bocajarro, el orden natural de las cosas se trastocó, la impotencia más absoluta se instaló en su interior como un veneno letal y las sombras lo envolvieron todo.
El proceso de asimilación de esa nueva etapa fue lento y difícil.  Y aunque hubo momentos en los que llegó a pensar que no podría lidiar con lo que la vida, hasta entonces en exceso generosa con él, le había deparado, el amor hacia sus padres y su marcado sentido de la responsabilidad consiguieron que se sobrepusiera al dolor y que, de paso, sacara de sí a aquel que llevaba años sepultado, y que no era otro que su verdadero yo. Porque como escribió Hemingway en El viejo y el mar: «Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado»."
Miriam Martín, la hermana mayor del cantante, falleció el 9 de febrero de 2009 por un infarto cerebral. Tardó más de un año en hablar de ese tema pero decidió romper su silencio dedicándole el tema 'Mi lamento' en su primer disco en solitario, 'Pequeño'. Ahora Dani le dedica su libro. Exactamente dice: "A mis padres, mi hermana, mi primo David, Chema Ruiz y Huga Rey, los verdaderos compañeros de mi pequeño recorrido" .
En 'Soñar no es de locos' Dani se ocupa de hablar de la pérdida de su hermana, de la evolución de El Canto del Loco, de su pasión por las redes sociales, de su disco en solitario ('Pequeño'), de su familia, de "la época de las pollas y el follar", de sus cambios de look, de sus tatus, de sus zapatillas... Catorce capítulos que acercan al verdadero Dani y otro extra (Bonus Track) en el que el autor se da voz a suslso amigos de Dani.  Álex García (con el que trabajó en la serie 'Cuenta atrás') firma 'Mi amigo Dani';  Pedro Javaloyes , 'Alma rockera'; Alejandro Sanz le dedica 'Si tú me dices ven yo digo vamos'; Santiago Segura (estuvieron juntos en el capítulo 100 de 'Los hombres de Paco') escribe 'Ese Dani' y 'Más allá de la belleza de sus ojos' es de Fernando Tejero (con el que se ha subido varias veces a un escenario).

Qué dice exactamente Dani

¿Drogas? “Ha habido cachondeíto y hemos ligado, por supuesto que sí. Sexo y rock and roll. Pero si te drogas mucho, ligar vas a ligar poco. Y yo prefería ligar y tomar cuatro copas que drogarme. Sin embargo, es sorprendente la cantidad de gente que a día de hoy toma cocaína en nuestro entorno”.
Ligar... con amigas: "Cuando dabas 200 conciertos, tampoco te liabas con 200 tías. No éramos de irnos con cualquiera. Siempre tenía que ser la amiga de un amigo y tener alguna referencia de esa persona. Si en la cabeza de alguien está la fantasía de los Rolling Stones, siento mucho defraudarles, pero El Canto del Loco nunca ha sido como ellos”.
La muerte de Miriam: “La muerte de mi hermana ha sido como si me dieran un hostión y se me cayeran un montón de adornitos. En el hospital, mi madre dijo aquello de ‘nosotros, que nos creíamos que lo teníamos todo’. Fue entonces cuando empecé a correr. Corría para olvidar”.
¿Ser padre? “Me da miedo formar una familia, porque no sé si sería capaz de proteger a un niño”.
“Tampoco creo que mi casa sea un palacio. A lo mejor yo tengo una Thermomix y mis amigos no, pero no tengo servicio las 24 horas ni me llevan el desayuno a la cama”.
¿Toros sí o no? "Respeto el mundo del toro. Su cultura, su raíz, pero no soy taurino. En mi familia no hay tradición y yo no entiendo de toros. Incluso me da un poco de cosa cuando matan al animal”.