Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los extravagantes tratamientos de belleza de las celebrities

Angelina se da masajes con diamantes. Beyoncé usa la oxigenoterapia. Demi Moore prefiere las sanguijuelas y Madonna, la Cinta Ascensor. Todo vale con tal de resistirse al paso del tiempo. Pero, ¿funcionan de verdad?
Sanguijuelas, masaje con diamantes, baños de oxígeno, implantes intramusculares anti descuelgue o mascarillas de miel y oro. Las celebrities saben que el físico es una de las claves de su éxito y no dudan en atreverse con los más caros y excéntricos tratamientos de belleza. Todo por resistirse al paso del tiempo. Sin embargo, las dudas sobre su eficacia siguen en el aire. ¿Funcionan de verdad? ¿Cuáles son sus beneficios? En divinity.es te damos todos los detalles.

Oxigenoterapia

La oxigenoterapia es una de las más innovadoras técnicas 'anti-aging', es decir, anti edad. Famosas como Beyoncé o Sarah Jessica Parker confiesan ser asiduas a este moderno tratamiento.
El procedimiento es sencillo, todo gira en torno a un habitáculo donde el cliente se introduce desnudo para recibir un baño de oxígeno puro que regenera las células muertas y desintoxica la piel de los agentes contaminantes. De esta manera, se experimenta un rejuvenecimiento en la epidermis en pocas sesiones, corrigiendo poco a poco las imperfecciones del paso de las estaciones. Algo así como un baño en la fuente de la juventud pero más caro.

Masaje con diamantes

Este tratamiento, llamado Spa Diamond Cure, es uno de los más solicitados por las estrellas de Hollywood. Su lanzamiento al mercado fue en Los Ángeles el año pasado, justo la semana anterior a los Oscar. Numerosas celebrities decidieron someterse a este método de rejuvenecimiento días antes de la celebración de la ceremonia para lucir espléndidas en la 'red carpet'.
Desde entonces, su popularidad se ha extendido por todo el mundo. Angelina Jolie, Jessica Alba o Sharon Stone se encuentran en la lista de las actrices que han querido experimentar los milagros de esta técnica que comercializa una empresa española.
El cliente permanece dentro una burbuja de grandes dimensiones, con un aspecto más propio de la NASA que de un centro de belleza, donde se somete a una serie de tratamientos faciales y técnicas rejuvenecedoras, todo ello en una atmósfera limpia y aséptica libre de moléculas contaminantes que favorece la efectividad del tratamiento. Pero la joya de la corona es un masaje que se realiza, en la misma burbuja, con diamantes de 1,5 quilates que se aplican sobre los 'chakras' para canalizar la energía, aliviando todo tipo de dolencias. Cuando Marilyn Monroe decía que los diamantes eran el mejor amigo de la mujer no parecía equivocarse.

Sanguijuelas, esos pequeños seres

Demi Moore es una de las actrices que más se han resistido al paso del tiempo. La ex de Bruce Willis, que en breve cumplirá cuarenta y ocho años, luce un cuerpo sano y joven más propio de una veinteañera. Tanto es así que la estadounidense está casada desde 2005 con uno de los actores más guapos y exitosos del momento, Asthon Kutcher, quince años más joven que ella.
La propia confesó uno de sus secretos para mantenerse joven. Nada más y nada menos que un terrario lleno de sanguijuelas. Hace un par de años la actriz revelaba a la prensa internacional que, periódicamente y con la ayuda de un profesional, se somete a un proceso de desangrado con el fin de purificar y desintoxicar su sangre. El tratamiento es tan crudo como os lo imagináis: se tumba en una camilla, le ponen sanguijuelas sobre el cuerpo y éstas "se van poniendo gordas" al chupar la sangre.

Cinta Ascensor, implante de cinta bajo la piel

Madonna tiene truco, de esto no cabe ninguna duda. Al igual que ocurre con Demi Moore, la reina del pop luce un rostro y un cuerpo impropio para el resto de mortales de su edad. El bisturí y los últimos avances estéticos son las claves para que la 'Ambición Rubia' parezca más joven que nunca.
Cinta Ascensor es el nombre de uno de los múltiples tratamientos a los que Madonna se ha sometido. Su precio supera los seis mil dólares y se realiza en las clínicas de estética más selectas de Beverly Hills. El procedimiento, a priori, es bastante sencillo aunque un poco aparatoso.
Un cirujano especialista coloca un implante de cinta bajo la piel que comienza en el cuello y llega hasta la oreja, de esta manera, se consigue que cara y cuello estén bien sujetos y no se descuelguen. La cinta implantada no se retira, hay que esperar dos meses a que sea absorbida por el organismo. Los resultados tienen una duración aproximada de tres años en los que se garantiza un rostro más terso y juvenil. El mecanismo que se implanta es un tubo que consta de múltiples ganchos que se adhieren a los músculos y a la piel produciendo un efecto 'liftin'.

Miel y oro para el cutis

Para lucir una piel radiante y descansada no hay nada mejor que una mascarilla de miel y oro. Ricky Martin, Cameron Díaz, Halle Berry y Jennifer López son algunos de los famosos que han recibido este tratamiento de la mano de Christopher Watt, uno de los esteticistas más celebres de la meca del cine.
El uso de la miel como mascarilla no es nada nuevo, ya en la antigua Grecia se conocían sus propiedades hidratantes y regenerativas. Si a esto, le sumamos una serie de láminas de oro que se colocan sobre la película de miel en el rostro, los resultados son fascinantes. El oro es rico en oligoelementos, refuerza las defensas naturales de la piel y tiene componentes que favorecen la regeneración celular. El tratamiento de miel y oro consigue, en cierta manera, efectos parecidos al tratamiento facial de Madonna pero de una manera mucho más natural y con una técnica no invasiva.