Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los famosos más verdes al volante

No hablamos de los que no saben conducir sino de los que se preocupan por la naturaleza. Leonardo di Caprio, Julia Roberts y Paris Hilton son algunos ejemplos de famosos que, cuando se ponen al volante, siguen respetando el medio ambiente.
Lo hagan por esnobismo o por convención, en divinity aplaudimos a los famosos comprometidos con el medio ambiente que predican con el ejemplo. Ser una green-celebrity es cool y la causa puede abrazarse desde muy diferentes ámbitos. Uno de ellos, el coche que conduzcan.
Uno de los famosos que por excelencia abandera las causas verdes es Leonardo di Caprio, que se ha comprado un apartamento ecológico en Nueva York decorado con pinturas no contaminantes, con su propio sistema de tratamiento de aguas, de filtrado de aire y que genera su propia energía con paneles solares rotatorios.
Leonardo di Caprio ejerce de verde también desde el volante de su coche. El actor es pionero en conducir un automóvil ecológico. Se hizo con un Toyota Prius en cuanto salió al mercado este modelo híbrido que, aunque quizá de diseño no sea muy allá, sus bajas emisiones de CO2 y el ahorro de combustible que permite lo han convertido en una buena opción que han copiado otros famosos (y los taxistas de Madrid).
Di Caprio posee además un Tesla Roadster, un deportivo totalmente eléctrico que acelera de 0 a 100 km/h. en 4 segundos y su batería se carga en tres horas y media.
Julia Roberts y Harrison Ford también conducen un Toyota Prius, un coche mucho más asequible y práctico que el Tesla. Dicen que Cameron Díaz tiene otro coche de este mismo modelo, pero lo cierto es que se dejar ver más con el Porsche 996 Carrera, el mismo modelo que suele lucir Britney Spears, que no es precisamente muy ecológico. La Diaz le contaba a jay Leno en su programa que le encanta esa sensación cuando para en un stop de no escuchar absolutamente ningún ruido en su coche, como si se hubiera parado.
George Clooney se mueve orgulloso en un Tango 600, un pequeño coche eléctrico con capacidad para dos personas, una detrás de la otra. Un cochecillo perfecto para moverte por la ciudad y aparcar sin problemas.
El mercado ha ido abriendo nuevas posibilidades con nuevos modelos como el Ford Escape, un híbrido muy demandado que precisamente era el coche que conducía Obama antes de ser elegido presidente.
El músico y actor ocasional Dave Matthews es otro habitual de la causa medioambiental, que, entre otras cosas, utiliza biodiésel en los autobuses de sus giras. Matthews conduce un Honda Insight, un coche asequible, de un diseño mucho más cuidado que otros ecológicos y un reducido consumo de combustible.
Y, atención, incluso Paris Hilton hace su aportación a la causa verde automovilística. La cosa se reduce a añadir a su flota de coches un GMC Yukon Denali, un coche híbrido que debe aparcar entre su exclusivo Lexus LFA y su irrepetible Bentley Rosa.