Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La formación original de Boney M se reúne para despedir a su vocalista

La música ha despedido a Bobby Farrell con honores de superestrella. El funeral, muy al estilo del de Michael Jackson, ha dejado una imagen histórica: las tres vocalistas originales de la banda junto al féretro.
La música disco ha despedido al vocalista de Boney M, Bobby Farrell, con honores de superestrella. En un funeral que ha recordado al de Michael Jackson, se ha rendido tributo al artista, icono y ser humano. La triste despedida nos ha dejado una imagen para la historia, la reunión de las tres vocalistas originales de la banda junto al féretro de Farrell. El grupo no se juntaba desde 1986.
La despedida del cantante y bailarín que ha amenizado las fiestas de toda Europa durante los últimos 30 años ha sido tan poco convencional como su vida. El funeral, celebrado en un abarrotado teatro en una localidad cercana a Amsterdam (Holanda), fue realmente un concierto de dos horas de duración. Aquello más que un sepelio resultó un homenaje con la particularidad que el cuerpo del finado se encontraba presente.
“Te echamos de menos, extrañamos tus pasos de baile. Sin Bobby no hay Boney M.”, declararon entre lágrimas sus tres ex compañeras. La hija de la estrella, Zanyllia Farrell, también se subió al escenario para agredecer su presencia a las 400 personas que habían acudido hasta el teatro para despedir a su padre. Otro de los momentos más desgarradores de la ceremonia tuvo lugar cuando el cantante de soul George McCrae subió al escenario para cantar 'Rock your baby'.
Bobby Farrell falleció la víspera de Nochevieja en San Petersburgo tras ofrecer un concierto con su formación de Boney M (tras la separación, cada miembro tenía su propio grupo de Boney M, de manera que había cuatro bandas con el mismo nombre de gira por el mundo). Según la policía, Farrell, de 61 años, murió por una causa natural como consecuencia de un ataque al corazón.

Un grupo mítico

En el mundo de la música disco, Boney M. son una formación comparable a los Beatles en la música pop o a los Stones en el mundo rock. La banda consiguió que 22 de sus canciones entraran en el Top Ten del Reino Unido siendo cinco de ellas número uno. “Daddy cool”, uno de los mayores hits de la banda, fue el más vendido en Gran Bretaña en 1978 y la popularidad del grupo era tan grande que la Reina Isabel II los recibió y la revista Time les dedicó una página.
Otro de los grandes hitos de Boney M. fue el de ser el primer grupo occidental en cantar en la extinta Unión Soviética. En un gesto aperturista, el presidente Leonidas Breznev, organizó un concierto de Boney M. en la mítica Plaza Roja. La banda, que llegó a Moscú en un avión militar, cantó para 2.700 personas pero no interpretó su hit “Rasputín” para no herir sensibilidades en la potencia comunista. A pesar de esta censura, la relevancia de este recital en el devenir de la Historia Contemporánea es incuestionable.
La casualidad quiso que el líder masculino de la banda -que paradógicamente no era el que ponía las voz en los discos del grupo- se encontrase con la muerte en la víspera de Fin de Año, fecha en la que tradicionalmente se pinchan más hits del grupo en todo el año, y en Rusia, el país de Rasputín y de su hito musical y político.