Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los gestos de la pareja

La de Alberto y Charlene no fue precisamente una boda de sonrisas ni de gestos de alegría. La novia lejos de parecer feliz se mostró más bien como la princesa triste. Hubo lágrimas, sonrisas forzadas y faltó pasión en el beso.