Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Estoy en un gran momento, me siento completa"

Arancha del Sol se sienta con Divinity para hablar de sus secretos de belleza. La presentadora y ahora actriz nos confiesa que está a favor de la cirugía estética. Además habla de trabajo y nos cuenta que le pirra la comida de cuchara.
Arancha del Sol está metida de lleno en una gira teatral. La presentora y ahora también actriz intepreta a Carlota en 'Brujas', donde comparte cartel con Juncal Rivero, Lara Dibildos, Cristina Goyanes y María Lozano. Arancha se ha labrado un currículo desde bien joven. Es una profesional... ¡y también, pura discreción! No habla de su vida privada aunque no tiene problemas en proclamar el gran momento que vive: “Me siento completa, con mi familia en orden, que es mi prioridad, y trabajando algo que siempre he intentado compaginar con ellos”.
Divinity accede a  una parte muy personal de Arancha, sus secretos de belleza, para lo nos recibe en su centro de confianza, Hedonai, del que además es imagen. La presentadora tiene una máxima clara en este tema: "Hay que dejarse en manos de buenos profesionales. De hecho nunca he creído mucho en remedios caseros, ¡con todas las cremas y recursos que hay!".
Arancha reconoce que la mujer que desea ser madre "siempre se sacrifica algo profesionalmente". Actualmente ha conseguido compaginar profesión y familia, algo que le resultó complicado en otro tiempo pero reconoce  que "quizás lo más duro es el teatro y las giras de fin de semana", que es justamente cuando puede disfrutar de los niños. Tiene dos,  Lucía (2002) y Rodrigo (2008), fruto de su matrimonio con el torero Finito de Córdoba. Precisamente  cuando hablamos con ella acaba de llegar de un fin de semana muy taurino, en el que su marido ha recibido varios reconocimientos profesionales.
La encontramos radiante, bella y con un tipazo de los que quitan el hipo. Eso sí, a veces cuando echa la vista atrás le entra algo de "morriña" profesional, aunque también sabe que vivió "la época dorada de las televisión, cuando había grandes presupuestos". Ahora se siente una mujer "feliz".