Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No me gusta ser una esclava del cuidarse"

Nos citamos con Lara Dibildos para hablar de belleza, de trabajos y de cuestiones personales. En plena gira con 'Brujas', Lara nos confiesa que es coqueta, aunque dice que cuando trabaja no repara en si está "bien maquillada".
Lara nos recibe en la oficina de su representante y charlamos con ella tanto de belleza como de asuntos un poco más personales e incluso de temas laborales. Actualmente es una de las protagonistas de la obra de teatro Brujas, con la que se está pateando, con gran éxito, los teatros de toda España. Para ir abriendo boca, reconoce que es coqueta, aunque cuando trabaja dice que lo último en lo que piensa es en si está "bien maquillada o peinada".
Y pese a la idea preconcebida que se pueda tener de ella, explica que tampoco pierde mucho el tiempo yendo de tienda en tienda buscando lo último en moda. Asegura que sabe bien lo que le va y es práctica, se lo pone "aunque esté de moda o no". Y es que a Lara no le gusta ser "una esclava del cuidarse". De hecho, reconoce que a veces se propone usar cremas e ir al gimnasio, y luego, como a todas las mortales, se le olvida.
Madre de dos niños, este año su mayor deseo es que todos los suyos tengan salud y que profesionalmente le vaya tan bien como hasta ahora. Lo que no parece estar entre sus prioridades es el amor. "El amor si llega bien, si no, prefiero trabajar… Mi corazón está tranquilo, porque nadie me da disgustos", afirma. Aunque lo que está claro es que Lara ha encontrado la fórmula para llevarse bien con sus ex Fran Murcia. "Lo importante es llevarse bien por los niños, los momentos buenos disfrutarlos y cuando hay problemas solucionarlos",  sentencia.
Lara continúa y asegura estar viviendo un gran momento profesional, "enganchando un trabajo con otro", y admite que cada vez es más difícil verla en saraos porque se dedica en cuerpo y alma al trabajo. Al fin y al cabo su objetivo ahora es ser reconocida como actriz y dejar a un lado  su faceta de famosa.
Ver más de: