Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El iPhone de Russell Brand es rompedor

En estos tiempos de hackeos de teléfonos, sólo a Russell Brand se le ocurre lanzárselo a los periodistas. Estaba en Nueva Orleans y le agobiaban los fotógrafos. Al final acudió la policía y tuvo que aforar con todos los gastos del destrozo.
Perdonen el humor de baja estofa, pero es un hecho contrastado, verídico y científico. El iPhone de Russell Brand puede atravesar ventanales. Sobre todo en un ataque de ira. El actor estaba en Nueva Orleans, ha perdido la paciencia por la presencia de fotógrafos, y les ha lanzado el teléfono con todas sus fuerzas. Resultado, policía in situ, a aforar el destrozo y a salir en los medios. Lo gracioso es que, en estos tiempos de hackeos de teléfonos, arrojar el tuyo a los periodistas no parece el súmmum de las luces.