Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ídolo de Japón era un hombre

Kayo Satoh no necesitó operaciones. El correcto uso de maquillaje y una genética a su favor hicieron que un popular modelo y presentador japonés se hiciese pasar por mujer. Hasta ahora.
Y no nos referimos a un hombre operado, no. Nos referimos a un hombre, a secas (aunque otra cosa es lo que sienta en su cabeza sobre cuál es o debería ser su identidad sexual, que es un tema más espinoso). La modelo japonesa Kayo Satoh ha confesado recientemente en la televisión japonesa que es un hombre. Kayo se convirtió en uno de los rostros más famosos de Japón por su trabajo como modelo y por su labor como presentadora en un programa de videojuegos. Hace unos días protagonizó una de las más curiosas salidas del armario de la historia de los medios al confesar que era un hombre.
Kayo cambió su aspecto al abandonar su pueblo natal simplemente con ayuda del maquillaje. Lejos de allí se vio con la libertad para actuar como una mujer y una agencia de modelos se fijó en ella y la fichó. Pero los rumores en internet, el gran enemigo de la gente con algo que ocultar, eran cada vez más insistentes y la empujaron a confesar su verdadera sexualidad en televisión.
Entre sus fans masculinos, que eran legión, existen desde las decepciones hasta las sorpresas. El tiempo dirá si esta confesión termina con su carrera y su popularidad o la convierte en icono de modernidad, de integración o de no sabemos muy bien qué. En cualquier caso ha elegido un buen momento para una operación semejante. La marca Givenchy fue noticia este verano por elegir a la modelo transexual Lea T como imagen de su campaña otoño invierno. Lea T es además hija del futbolista brasileño Leandro Cerezo, que como buen ultracatólico ha dado la espalda a su hija por esta decisión, con lo cual la noticia ha sido todo un boom informativo en Brasil.
Quién sabe si tras Claudia, Helena, Gisele y Kate, el futuro está lleno de modelos que nacieron hombres o, directamente, siguen siendo uno de ellos. Vista la facilidad de Kayo Satoh para cambiar de aspecto y de identidad, si Japón le rechaza siempre podría presentarse en otro país y comenzar una nueva vida. Si Internet no se interpone.