Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El lado más deportivo de Rubalcaba

Virgilio González ayudó a Alfredo Pérez Rubalcaba a correr los 100 metros lisos por debajo de los 11 segundos. El fisioterapeuta gallego ha concedido una entrevista tras la referencia de Zapatero a las capacidades deportivas del vicepresidente, al que llamo 'sprinter'.
El fisioterapeuta gallego Virgilio González, artífice de que Alfredo Pérez Rubalcaba corriera en sus años mozos los 100 metros lisos por debajo de los 11 segundos, entiende que la presión competitiva, esa "angustia antes del disparo" de salida, le ha venido bien en su carrera política.
Entrenador de Rubalcaba en la sección atlética del Real Madrid, González señala que la enseñanza de "convivir con la presión" ha ayudado a su pupilo deportivo a llegar lejos en la res pública, aunque recuerda que ya entonces sabía "relajar muy bien los momentos de tensión".
Define al candidato del PSOE a las elecciones generales de 2012 como una persona "extrovertida", con "gran capacidad de conversación" y "comprometido con el socialismo cuando vivía Franco", ya que "serlo ahora es muy fácil".
De hecho, recuerda que "los grises", en alusión a la Policía Armada, tenían un apodo para Rubalcaba relacionado con sus estudios de Bioquímica, que compaginaba con los entrenamientos y sus primeros pinitos en política.
González dice que, pese a sus múltiples ocupaciones, "le dedicaba mucho tiempo" a los entrenamientos, pero al final "tantas inquietudes" fuera del deporte lo alejaron de las pistas.
Este fisioterapeuta gallego también destaca "aceptaba muy bien" los reveses deportivos, aunque coincide con el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, en que puede acelerar tanto como para conseguir voltear las encuestas en diez meses.
Entiende que es "el hombre" para "revertir" la tendencia política favorable al PP "por simpatía, agilidad mental y porque lo lleva muy fácil".
En este punto, retoma el símil deportivo para comparar a Rubalcaba con el Fútbol Club Barcelona en el modo en que "se ha llevado los partidos últimamente: parece muy sencillo todo lo que ha hecho" hasta ser designado como el futuro candidato socialista.
Virgilio González también opina de Mariano Rajoy. En este caso, ve al líder de los populares "más bien como dirigente, esperando. Como deportista activo no lo veo. Lo veo más como directivo".