Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco motivos para no perderse el final de ‘Mujeres Desesperadas’

Las despedidas no tienen por qué ser imprescindiblemente tristes. A partir de las 22.15h, #latentaciónllegaasufin. Te damos cinco motivos para ver esta noche el final de la serie. Porque hablamos de una serie que ha creado escuela, que es tendencia y, cuyas actrices, en la realidad, también están unidas y sufriendo, desesperadas, juntas. Y además, del doble capítulo final, podrás ver una selección de los mejores episodios y un documental. Por: Cristina Rodríguez.
‘Mujeres Desesperadas’ se despide de nuestras vidas #latentaciónllegaasufin. La generación dorada de las series americanas va poco a poco soltando sus últimas perlas. Mediaset tiene el honor de despedir a dos de las ficciones televisivas más emblemáticas de los últimos años. Primero lo harán las vecinas de ‘Wisteria Lane’ en Divinity, el miércoles a las 22:30, y el jueves, en Cuatro, ‘House’.

Adiós mujeres de ‘Fairvew’

Sabemos lo que estás pensando: “¿Por qué tengo que ver el final de ‘Mujeres Desesperadas’ después del berrinche que me ‘pillé’ con la muerte de Mike?”. Sencillo. No todo lo que empieza mal acaba peor, después de la tormenta siempre llega la calma y no hay mal que cien años dure.
Pero por si el refranero español no te consuela y sobre todo, no estás convencido de que despedirse por todo lo alto merezca la pena, te damos 5 razones de peso para no perderte el final.
1. Por su perfecto trazado de personajes. Porque todas y cada una de sus protagonistas da vida a un tipo de mujer mitificado hasta el extremo: Bree, la perfecta y conservadora ama de casa a la que toda su familia odia; Susan, la divorciada desastre, madre progre y escritora caótica; Lynette, ama de casa a la fuerza, madre de familia numerosa y ejecutiva frustrada; Gabi, superficial ex modelo, ególatra, egoísta y todos los ‘ego’ que haya.
Todas ellas plantaron los cimientos de un nuevo tipo de personaje: mujeres adultas, monas que no guapas, (con el permiso de Eva Longoria), sobrepasando los cuarenta y con los mismos problemas que cualquiera…pero multiplicados por mil. Todas ellas consiguieron con la burla su mejor arma para hacernos reír y emocionarnos, una obra maestra a golpe de guión.
2. Porque la serie ha creado escuela en la televisión y ha inspirado numerosos formatos basados en la vida de mujeres adineradas, como es el caso del realitty americano, "The Real Housewives of Beverly Hills" (Las reales amas de casa de Beverly Hills). La similitud entre el programa y la serie fue tal, que hasta que el marido de una de las protagonistas se suicidó al declararse en bancarrota. Una vez más, la realidad supera a la ficción.
La serie puso de moda el éxito femenino en mayúsculas, (fortunas, mansiones y ropa cara), y en Cuatro pudimos ver varios ejemplos de cómo superan el día a día las ‘mujeres desesperadas de nuestro tiempo’ en ‘Casadas con Hollywood’ o ‘Casadas con Miami’. Toda una experiencia enriquecedora para las féminas de a pie.
3. Nos ha regalado dos talentos en potencia en distintas disciplinas. Primero, a Eva Longoria en la modalidad de ‘alfombras rojas espectaculares’, porque no hay evento que se le resista a la hora de elegir modelazo. Y segundo, Felicity Huffman, la única de sus compañeras que ha sabido aprovechar el filón de su personaje para hacerse un hueco en el cine.
Felicity posee una nominación al Oscar y un globo de Oro por ‘Transamerican’, por la que obtuvo una larga ristra de nominaciones en diferentes premios. Además suma un Emmy y dos SAG por la serie, (y otra larga ristra de nominaciones por ella). Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos a ‘Mujeres Desesperadas’ por habernos presentado a Felicity. Su marido, el actor William H. Macy, es un hombre afortunado.
4. Será todo un homenaje a Kathryn Joosten, la Señora McCluskey. La actriz falleció un mes después de la emisión del capítulo en Estados Unidos y de la misma enfermedad que padece en la serie.
Hasta el último momento Kathryn luchó para vencer al cáncer y se mantuvo en activo, trabajando con la misma ilusión que el primer día. El último capítulo es la prueba más evidente de su lucha y espíritu de superación. Siempre te recordaremos con cariño, Señora McCluskey. Fuiste la vecina cotilla que todos aspiramos tener.
5. Porque los más de once millones de espectadores que siguieron el final en la televisión americana no pueden estar equivocados. Tras 180 capítulos, ‘Mujeres Desesperadas’ se ha convertido en una de las series más vistas del mundo con un total de 56 millones de espectadores anuales en 89 países. Siete premios Emmy y tres Globos de Oro acompañaron las cotidianas historias de Lynette, Gabi, Bree y Susan mientras traspasaban  fronteras y volvían a poner de moda el ‘American life style’.
Llegó la hora de despedirse de las nimiedades: desde lavar el coche al más puro estilo Eddie, (con movimientos de bailarina de streptease incluidos), el salir a desayunar en albornoz al porche como Susan, la onda perfectamente marcada de las puntas de Bree, la vida en las alturas desde los tacones de Gabi o las tretas de Lynette para que sus hijos no se desmadraran. Os echaremos de menos, palabrita #latentaciónllegaasufin.
Sígueme en Twitter @crisrodriz