Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños "bien" y la sangre azul comparten gustos

Últimamente, la gente con pedigrí tiene un teckel como mascota. Los Reyes de Dinamarca o Rafael Medina son algunos de sus orgullosos dueños. El teckel es un perro tranquilo, sensible, afectuoso y se adapta muy bien a la vida en familia.
Vimos a Carolina de Mónaco con los teckel y esta raza de perros, divertida y ágil, se ha puesto de moda. Los herederos de sangre azul y los "niños bien" con un poquito de ella han optado por mascotas de esta raza. Embaucador, fuerte y de mirada brillante. El teckel es un perro tranquilo, sensible, afectuoso y se adapta muy bien a la vida en familia. Eso dicen los expertos. Y tal vez por eso ha pasado a ser el capricho más común entre algunos.
Como es pequeñito y no se le cae el pelo pues se ha convertido en el perro de moda.  Aquí lo vemos con los Reyes de Dinamarca, la Reina Margarita lo lleva siempre encima y tiene varios ejemplares, de hecho su marido, Enrique de Dinamarca, se los monta en el coche en plan troupe de bandoleros. Esta semana también hemos visto al siempre elegante Luis Medina Abascal con el suyo apoyado en su regazo a modo de GPS. El hijo de Nati siempre lo lleva de paseo y el perro ya se ha acostumbrado al HOLA y a los fotógrafos. Cualquier día nos cuenta una exclusiva o posa con el perro de Paulina Rubio.
Pero, peligro. La foto es graciosa, sí. Todos montamos al perro en el coche. Pero subido en esa posición, cerca del volante, puede ser un caos. No hay que dejarse engañar por su apariencia bondadosa y tranquila; estamos ante un perro tremendamente activo, que no es consciente de su pequeño tamaño, y que se lanza para marcar territorio. Los expertos dicen que necesita firmeza en el trato porque unas veces se pone "empalagoso" y otras parece un cazador.