Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Miley Cyrus: “Estoy muy preocupado por mi hija”

La vorágine de fiestas y noche en la que está cayendo Miley Cyrus preocupa mucho a su padre, según ha reconocido a GQ. La pizpireta Miley parece que sigue el camino de autodestrucción de otras estrellas Disney caídas en desgracia como Britney Spears, Lindsay Lohan, Demi Lovato o las hermanas Olsen.
La vorágine de fiestas y noche en la que está cayendo Miley Cyrus preocupa mucho a su padre. El actor y estrella del country Billy Ray Cyrus ha ofrecido una entrevista a la publicación masculina GQ en la que comenta que el comportamiento de su hija le preocupa. La pizpireta Miley parece que sigue paso a paso el camino de autodestrucción de otras estrellas Disney caídas en desgracia como Britney Spears, Lindsay Lohan, Demi Lovato o las hermanas Olsen.
Según sus palabras, las amistades de Miley no parecen ser las más adecuadas. El padre de la diva adolescente cree que el entorno de su hija la está empujando hacia una vorágines de drogas poco recomendable: “Estoy muy preocupado por ella. Tiene a su alrededor gente que la pone en el filo de la navaja”, comenta recordando las imágenes de su hija fumando en cachimba o en actitud poco decorosa. “Sé que tiene 18 años pero creo que como padre que soy tengo que ayudarla”, explica.
Billy Ray Cyrus hace, además, un ejercicio de autocrítica. “Creo que he cometido un error intentando ser demasiado amigo de mi hija en lugar de ser mejor padre”, dice. Billy, que como estrella de la música country que es vivió de cerca el final de Kurt Cobain, del que era amigo personal, quiere evitar dramas con la niña de sus ojos.

Niñas Disney, adolescentres politoxicómanas

Durante los últimos años la afición por el alcohol y las drogas de las estrellas adolescentes no se han quedado en un coqueteo propio de su juventud, sino que han acabado de forma dramática. Eso es lo que preocupa especialmente al padre de la joven estrella de Hannah Montana.
Britney Spears fue el caso más dramático de todos. La princesa del pop lo tenía todo y las malas compañías y las noches sin fin la hicieron enloquecer. Todos conocemos las historia: adicción a las drogas, problemas mentales, ingresos en clínicas de desintoxicación, pérdida de la custodia de sus hijos... Finalmente toco suelo, se recuperó y ahora disfruta de ser la número 1 con su nuevo single.
Otra chica Disney que, como Miley era ejemplo de candidez y acabó en lo peor ha sido Lindsay Lohan. Tras su quinta salida de desintoxicación y en libertad condicional, la protagonista de Herbie a Tope capea actualmente contra una acusación de robo de joyas mientras busca un director que quiera contratarla como actriz.
Las hermanas Olsen han padecido problemas alimenticios y con las drogas y actualmente su carrera televisiva y cinematográfica se encuentra en claro retroceso. Con precedentes como éste, es normal que el padre de la ídola juvenil tenga mucho miedo del futuro de su hija.
Ver más de: