Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Con quién pasa las noches la hija de Serrat?

Cuando sale del teatro y vuelve a casa, candela tiene un compañero especial. Nos lo enseña en su Twitter. Pepe le ayuda a desconectar de la rutina.
Menuda porfía tiene Coco. La fiesta de Halloween a la que fue invitada el otro día terminó con un trágico suceso. Como os contaba hace unos días, Coco se había llevado el iPad, junto con su disfraz de la perra Laika, para no perder detalle de los movimientos de las cuentas de Twitter de Noelia López, Pepa (su chihuahua blanca) y Guti. En el momento en el que publicábamos el post el futbolista no seguía todavía a la perrita en la red social. Pues bien, justo cuando un apuesto pastor alemán le pedía bailar a Coco, ésta se daba cuenta de que Pepa había comenzado a seguir a Guti [*la buena nueva duró poco porque ya lo ha dejado de hacer]. Tal fue el asombro de Coco que el iPad se le resbalaba de las pezuñas y terminaba dentro del recipiente del ponche. Y ahora no sabe si podrá arreglarlo o si es mejor comprar uno nuevo. Qué disgusto.
Mientras tanto, os quiero hablar de Candela Serrat, la hija de Joan Manuel Serrat, y de con quién pasa sus noches. La hija del cantautor se ha criado entre camerinos y escenarios donde, al final, ha querido que se desarrolle su vida profesional. Esa semilla llamada ‘arte’ implícita en el apellido Serrat ha germinado en el corazón de Candela y ha decidido encontrar su felicidad encima de un escenario, ese lugar donde tantas veces ha visto a su padre. Candela tiene 25 años, se ha formado como actriz en el Laboratorio de William Layton de Londres y ahora, ya preparada para ello, es una de las protagonistas del montaje teatral ‘La alegría de vivir’, en cartel en estos momentos en el Teatro Galileo de Madrid.
Dedicarse al mundo del espectáculo conlleva un ritmo de vida rápido y vertiginoso por eso es importante tener un hogar cálido donde alguien te espere al final del día. Según nos enseña la propia Candela en su cuenta personal de Twitter, la actriz ya tiene a ‘ese alguien’ con quien desconectar de la dura rutina laboral. ¿Con quién pasa las noches la hija de Serrat? ¿A quién le dedica caricias y arrullos antes de irse a dormir? El afortunado se llama Pepe y es un ser bajito y peludo. Como podéis ver en las fotos no se trata de un chico de poca estatura y con exceso de pelo, ni mucho menos. El afortunado es un perrito carlino de cara arrugada que, seguro, le dedica a Candela cariños y monerías cada vez que ésta vuelve a casa después de una función en el teatro. Como dice el título de una de las canciones de su padre, seguro que Candela encuentra la felicidad en esas “pequeñas cosas” como encontrarse con Pepe al final de cada día. Enhorabuena Candela por tu prometedora carrera como actriz.