Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así posan Isabel Preysler y Tamara Falcó

Aunque cumplirá 60 años en febrero, Isabel Preysler sigue tan espectacular como hace 40, cuando conquistó a Julio Iglesias. La mujer de Miguel Boyer lo ha demostrados en el último número de 'Vanity Fair', donde protagoniza un amplio reportaje acompañada de su hija Tamara. Mira cómo se hizo.
La mujer de Miguel Boyer y su hija Tamara Falcó se convierten en modelos por un día en el próximo número de 'Vanity Fair'. Isabel Preysler ha abierto las puertas de su casa de Puerta de Hierro, en Madrid, para demostrar que a sus casi 60 años (el 18 de febrero pasará de década) sigue tan espectacular como hace 40, cuando conoció y enamoró a Julio Iglesias. Junto a ella ha posado Tamara Falcó, su cuarta hija fruto de su matrimonio con el Marqués de Griñón. Madre e hija se muestran relajadas y muy compenetradas en una sesión que empieza en el jardín de la casa del matrimonio Boyer-Preysler y termina en la biblioteca, donde Isabel regala una entrevista muy personal a Boris Izaguirre.
 
[silvi 37729]
Isabel, tan poco dada a las entrevistas, habla largo y tendido de su relación con Boyer, con quien se casó en enero de 1988 y con quien ha tenido a su quinta hija, Ana. "La primera vez que salimos me llevó a comer a un restaurante a las afueras de Madrid. Yo le dije: ‘oye, vamos a tener cuidado, ¿eh?, que me conoce mucha gente’. Estaba muy nerviosa y no sabía ni qué pedir del menú, del apuro que me daba que me reconociera alguien. ¡Y de repente entró un autobús entero de señoras que me miraban y se daban codazos!. 'La Presley, la Presley', exclamaban las señoras, diciendo mal su apellido" ("siempre puede más Elvis Presley", bromea Isabel).
La mujer de Boyer también dedica parte de la entrevista a sus otros dos maridos: "No suelo hablar de mis matrimonios pasados porque ya llevo más de veinticinco años con Miguel. Me casé muy joven por primera vez y me dediqué a mi marido y a mis hijos enteramente. Mi divorcio de Julio fue un acto muy doloroso, pero me hizo crecer como mujer, como madre y persona. No fue hasta después de nuestra separación cuando comencé a conocer mundo".
Además de hablar de su vida sentimental, Isabel habla de su faceta de madre y en concreto de sus hijas: "Creo que mis hijas tienen, sobre todo, una altísima autoestima. Han llevado siempre con mucha naturalidad la atención pública y saben perfectamente que estoy allí para lo que necesiten. En cualquier caso prefiero tener ideas más cercanas a las de mis hijas, no como con mi madre, con la que difería bastante”. Y de Enrique Iglesias, del que dice: "Estoy muy, muy orgullosa, absolutamente. Pero, oye, no he ido nunca de madre del artista".
entre risas.