Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La bomba de relojería que guarda este artículo sobre el amor de Chenoa y Alain

Hay artículos que los carga el diablo. Aparentemente parecen inofensivos pero uno se pone en la piel de a quién van dedicados y a quién pueden afectar y se le ponen los pelos de punta. Mira cómo destripa Silvia Grijalba éste de la revista Pronto sobre Chenoa.
Hay artículos que los carga el diablo. Aparentemente parecen inofensivos pero uno se pone en la piel de a quién van dedicados y a quién pueden afectar y se le ponen los pelos de punta. En el último Pronto hablan de la nueva relación de Chenoa con Alain Cornejo, el titular dice que están muy enamorados, así que uno espera que hablen de lo bien que les va, que incluya declaraciones de lo felices que son, que mencione esos momentos en los que han demostrado su amor abiertamente y todo lo demás. Y sí, algo de eso hay, pero cuando uno termina de leer el reportaje la impresión que se lleva es la siguiente: Chenoa no ha dado pie con bola en sus relaciones y está deseando pillar a uno que le ofrezca una relación estable como Dios manda.
Eso así, a priori, muy estimulante para la autoestima de uno no es pero si rizamos un poco el rizo y tiramos de intuición no es difícil sospechar que si llevan juntos desde Agosto (es decir, que están en ese momento en el que la relación no está aún plenamente consolidada) no te haga mucha gracia que recuerden que te enteraste por la prensa de que Bisbal ya no estaba contigo, que tu dijiste que no había terceras personas y que después se descubriera que sí que las había (Elena Tablada ya estaba en escena) o que tus tres novios posteriores te habían dado tan mala vida que habías tenido que decir, según pronto, que “del amor, la parte que te gusta es el sufrimiento”. Eso, de cara a una nueva pareja no da muy buena impresión. Pero ahí no queda la cosa porque si el muchacho (Dios no lo quiera) es de esos que tiene un cierto si no rechazo, digamos, prevención al compromiso, no hay nada mejor que un periodista vaya y le pregunte que si os vais a casar… Pero eso no es nada, incluso a lo mejor es al revés y Alain está deseando casarse y es Chenoa la que se hace la remolona. Pero en el artículo parece que no tienen fin y van y comentan que en la presentación oficial de la pareja como tal, que fue en un evento finísimo, el del cumple de María Zurita (sobrina de los Reyes), “Laurita”, cito textualmente, “apareció agarrada del brazo de su chico con tal fuerza que parecía que no quería dejarle escapar”.
Hay que reconocer que no la pone a ella en una situación muy favorable. Y no es por nada, pero teniendo en cuenta los tacones que lleva habitualmente la chica, lo mismo la pobre se agarraba para no darse de bruces, que a más de una nos habrán visto sujetarnos del brazo de nuestro acompañante como si se nos fuera la vida pero de eso tiene la culpa Sexo en Nueva York y esa moda de los “Manolos” de 20 cm que en otra marca no son tan fáciles de llevar.
Eso sí, el reportaje termina con una frase esperanzadora, por decir algo. “Esperemos que con Alain se rompa ese currículum de fracasos amorosos”, super buen rollo para terminar, vaya.