Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es el tipo inconfesable de Arnold Schwarzenegger

¿Culto al cuerpo? Se llama Mildred Patricia Baena es la ex amante y madre del hijo ilegítimo del exgobernador de California.
Se llama Mildred Patricia Baena, tiene 50 años y es la madre del hijo ilegítimo del exgobernador de California. Patty, como la conocen las decenas de medios estadounidenses que a estas horas se hacen eco de su historia, trabajó en casa del actor durante dos décadas y se ha convertido en la clave para entender por qué Maria Shriver podría haber pedido el divorcio a Schwarzenegger.
Estábamos acostumbrados a un Schwarzenegger obsesionado por el culto al cuerpo. Músculos, culturismo, una esposa de proporciones estándar a base de bisturí… Pero a juzgar por las últimas noticias, que están atravesando Estados Unidos con la velocidad del rayo, sus gustos en la intimidad tienden hacia otro lado, más 'exuberante' quizás. Aquí puedes ver más fotos de la protagonista de sus anhelos.

Mildred Patricia Baena fue su empleada del hogar y amante desde la década de los noventa, según indican los medios americanos. La pareja aprovechaba la mansión conyugal cuando nadie estaba en casa. Tanta fue la pasión que Patty quedó embarazada hace diez años de un chaval de genes austriacos, de quien el Gobernador no supo su existencia hasta que el bebé comenzó a caminar.
Desde entonces, el actor contribuyó a su manutención con unos 1.200 dólares semanales, que iban incluidos en la nómina de la madre. Según se ha podido saber a través de una declaración escrita del propio Schwarzenegger, informó a su esposa, Maria Shriver, del asunto enero (fecha en la que Patty fue despedida).
La empleada del hogar más buscada de las últimas horas, vive en la actualidad en una casa de cuatro habitaciones y piscina a pocas horas de Los Ángeles, con el pequeño y otros tres hijos más.