Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es el vestido de novia de Cayetana

Se trata de un traje de de estilo romántico realizado en gasa de seda natural y encaje de Balencie al mismo tono. En los pies luce unas manoletinas.
Era el secreto mejor guardado de la boda. Del vestido de la Duquesa sólo se sabían dos cosas: iba a ser corto e iba a ser un diseño de los sevillanos Victorio & Lucchino. Ahora sabemos ya cómo es. ¡Por fin hemos visto lo que han diseñado los modistos andaluces para la Duquesa! En este boceto se puede apreciar que se trata de un traje de estilo romántico, realizado en gasa de seda natural de color rosa coquillage y encaje de Balencie del mismo tono.
El escote es tipo barco con puntas de encaje entoladas en la gasa que se va confundiendo con la piel. Las mangas son abullonadas a mitad del brazo y van salpicadas de pequeños jazmines en organza de distintos gamas de rosas y grises humo rematadas con pequeñas perlas al tono. Los tonos recuerdan a los del tocado de la madrina: Carmen Tello.
Por otra parte, la falda tiene un pequeño fruncido y está acabada en pequeños volantes de gasa con entredoses de encajes que dejan entrever otros de organza plisada de un color un poco más subido de tono.
Cómoda pero con distinción. En los pies la Duquesa luce sus ya habituales manoletinas. Esta vez se trata de un diseño hecho en encaje y gasa del mismo tono del vestido con jazmines igual que en la manga.
Para la cintura los modistos andaluces han optado por un toque de color aportado por un lazo en  verde lima. Un traje, sin duda, muy del estilo 'hippioso de Doña Cayetana quien a sus 85 años no duda en lucir prendas de lo más coloridas.
En lo que a las joyas se refiere, la Duquesa de Alba ha escogido un brazalete de brillantes regalo de su madrina la Reina Victoria Eugenia y una pulsera de brillantes, obsequio de su primer esposo y padre de sus hijos, Luis Martínez de Irujo. Los pendientes son de dobles lágrimas de brillantes.