Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Las exigencias de Bailey sacan de quicio a sus empleados!

Bailey quiere que todo salga bien su primer día como jefa y no ha dejado de exigir a sus empleados, tanto en la última operación ha puesto a su paciente en riesgo y el resto de cirujanos no parecen estar muy conformes: "¿Sabéis cómo la llamaban los internos? La 'nazi", ha asegurado Callie.