Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alegrías y disgustos económicos en Hollywood, ¿quién hace quién?

En el cine vales lo mismo que tu última película. Si nos tomamos este dicho al pie de la letra llegamos a sorprendentes conclusiones: relativos recién llegados se llevan la gloria y valores seguros no pasan el aprobado.
La revista Forbes hace continuamente lo que más nos gusta en el mundo, listas. Y la última que ha publicado es la que más interesa a los mandamases de Hollywood: no son ni las celebridades más poderosas ni las mejor pagadas, sino las más rentables. O sea, aquellas que con más justicia se han ganado el sueldo. Forbes analiza cuántos dólares se ha llevado el estudio a cambio de cada dólar pagado a un actor. Es por ello que no aparecen aquí los mejor pagados sino, curiosamente, estrellas consideradas de tarifa "normalita" (ojo con lo de normalita, que de los cinco millones de dólares por película no bajan).
El primer puesto lo ocupa Shia Labeouf. Le ha ayudado participar en los últimos años en películas que han sido verdaderos éxitos en todo el mundo: 'Indiana Jones y la calavera de cristal', 'Transformers' y 'Transformers 2'. ¿Es realmente suyo el mérito o unas películas que llevan reclamos como Steven Spielbergs o robots gigantes serían éxitos igualmente aunque en ellas actuase Pozí? Eso no lo sabemos, pero el hecho objetivo es que por cada dólar que el estudio pagó a Labeouf por estas películas, recuperó 81.
En el segundo lugar está Anne Hathaway. La discriminación que las mujeres sufren en lo relativo a los sueldos funciona aquí de forma curiosamente positiva: al cobrar menos por las mismas películas, su rentabilidad es mayor. Hathaway apareció en 'Alicia en el País de las Maravillas', que recaudó 1.000 millones de dólares en todo el mundo, aparte de en una retahíla de eso que llaman 'chick flicks' (pelis para chicas) como 'Guerra de novias' que, con un presupuesto modesto, funcionaron muy bien en la taquilla. Cada dólar pagado a la actriz generó 64 dólares para el estudio.
Daniel Radcliffe está en la lista por motivos obvios: la franquicia de Harry Potter ha recaudado 5.400 millones en taquilla y su sueldo, siendo muy elevado, no es el de una superestrella de Hollywood, así que la rentabilidad está asegurada. Cada dólar que se le pagó se multiplicó por 64. Robert Downey Junior también se vio beneficiado por una franquicia de éxito, 'Iron Man', y por otra peli que se podría convertir en una: la renovada 'Sherlock Holmes' que dirigió Guy Ritchie. Pero su sueldo es mayor que el de las estrellas anteriores, así que "sólo" multiplicó por 33 cada dólar que ganó.
A partir de aquí, un trío de ases femeninos. Cate Blanchett puede no ser la idea que tenemos todos de una estrella de la alfombra roja, pero su presencia en 'El curioso caso de Benjamin Button' y 'Robin Hood' la sitúa en la lista gracias a haber devuelto 27 dólares por cada uno de los que recibió. En el caso de Jennifer Aniston han sido 21. Su presencia en la lista llama la atención, dado que los medios se encargan de darla por acabada cada vez que una de sus películas resulta ser un fracaso en taquilla (cosa que ocurre una sí, una no: tiene una de las carreras más irregulares de la industria). Pero en los últimos meses ha actuado en 'Exposados' y '¿Qué les pasa a los hombres?', dos éxitos que han demostrado que cuando toca reunión de amiguitas y palomitas con mantequilla Aniston sigue siendo un buen reclamo.
Meryl Streep está en una posición relativamente baja porque su sueldo es cada vez más cercano al de sus compañeros masculinos. Pero aún así 'Mamma mia' o 'No es tan fácil' siguen haciendo de ella una heroína para el público femenino y gran parte del masculino, que ha conseguido que cada dólar ganado por la actriz se multiplique por 21 en los beneficios.
Jonnhy Depp y Sarah Jessica Parker son los últimos en la lista. La presencia de Depp tiene mérito, dado que es uno de los actores mejor pagados de Hollywood y consigue aún así que merezca la pena para las productoras arriesgar sumas multimillonarias en su sueldo. No se trata solo de la saga 'Piratas del Caribe' (de la que rueda cuarta parte junto a Penélope), sino otras en las que se pone un poco más serio, como 'Enemigos públicos'. Da la sensación de que si algún día el vídeo casero de la comunión de Jonnhy Depp se emite en cines la gente iría en masa igualmente. Y Sarah Jessica Parker, la eternamente misógina y paleta Carrie Bradshaw, ¿qué hace aquí? Pues básicamente sacar tajada de su personaje más famoso. Las dos películas inspiradas en la serie han ganado 705 millones de dólares en taquilla y se han convertido casi en un fenómeno sociológico para el público joven femenino. Sin embargo, cada vez que deja a Carrie y sus zapatitos en Manhattan, el público muestra escaso interés por ella. Su último intento junto a Hugh Grant, '¿Qué fue de los Morgan?', tuvo unos resultados en taquilla decepcionantes.
Mientras tanto, algunas otras estrellas de las de sueldo millonario se van preocupando de forma creciente. Como ya veníamos sospechando, la última película de Tom Cruise ('Noche y día', junto a Cameron Díaz) ha resultado ser una decepción a nivel mundial (147 millones de dólares de recaudación no son cifras aceptables para una estrella de su calibre, que no solía bajar de los 400). Y según las últimas informaciones, el actor Jeremy Renner ('En tierra hostil') coprotagonizará la cuarta entrega de 'Misión imposible' junto a Cruise. ¿El motivo? Paramount quiere que el peso empiece a recaer sobre un nuevo rostro en el caso de tener que prescindir directamente de Cruise si su carrera sigue a la baja. Curiosamente, cuando vas al programa de Oprah y empiezas a saltar sobre el sofá lo único que se multiplican son las visitas en youtube, no los dólares para tu estudio.